jueves 02.04.2020

La rotonda de Salgado Torres abre para recibir el tráfico durante Navidad

El Ayuntamiento prevé que la obra finalice en febrero tras los retrasos provocados  por el mal tiempo
La rotonda se abrió al tráfico pocos minutos antes de las dos de la tarde de ayer | pedro puig
La rotonda se abrió al tráfico pocos minutos antes de las dos de la tarde de ayer | pedro puig

La rotonda de Salgado Torres abrió ayer al tráfico. La obra no está concluida, pero la Concejalía de Movilidad decidió adelantar la apertura para evitar embotellamientos debido al aumento del tráfico durante la Navidad.  En realidad, la apertura adelantada estaba prevista para el miércoles pero se dilató hasta ayer a las dos menos cuarto de la tarde.

En un principio, el calendario que manejaba el Ayuntamiento preveía que la obra estaría finalizada a esta alturas, pero el mal tiempo retrasó la marcha de los trabajos. Pero el tiempo seco de los últimos días había permitido a los operarios avanzar en las tareas de pavimentación que se habían visto afectadas por las continuas lluvias del mes de noviembre y de parte de octubre.

El motivo es la presencia de espacios comerciales en la zona, como El Corte Inglés, o el centro Cuatro Caminos, además de ser un punto de tránsito importante por la ubicación de la estación de autobuses, la conexión con la Tercera Ronda a través de Salgado Torres y que Ramón y Cajal es una calle por la que no solo transitan numerosos automóviles sino también autobuses y camiones de gran tonelaje que circulan hacia y desde el puerto.

Tres meses

Las obras de esta rotonda, que sustituirá al anterior cruce regulado por semáforos, comenzaron a finales de mayo y tendrían que haber terminado hace un par de semanas. Sin embargo, la empresa que se encarga de los trabajos alegó que necesitaba extender este período en tres meses, algo que fue aprobado recientemente por la junta de gobierno local al entender que se trataba de motivos ajenos a la adjudicataria, que había tenido que trabajar bajo una meteorología adversa.  

La nueva fecha de finalización de las obras es el 21 de febrero, aunque tanto la empresa como el Ayuntamiento esperan que se acabe incluso antes. Esta rotonda es un primer paso en la renovación de Ramón y Cajal, un proyecto diseñado por el anterior equipo de gobierno y también está previsto que se haga una actuación de la misma naturaleza en el cruce de esta calle con la avenida del Ejército, en el otro extremo. Además, también se prevé convertir Ramón y Cajal en un bulevar en el que se mejorará el pavimento, seriamente dañado por la alta densidad de tráfico que soporta, sobre todo el tránsito pesado de los días laborables.

Comentarios