domingo 20.10.2019

La ronda de Outeiro será una de las primeras calles en contar con carril bus

La implantación solo se hará en los tramos más congestionados y comenzará el próximo año
La ronda de Outeiro, a la altura de Os Mallos, se congestiona y sufre doble fila de forma habitual | quintana
La ronda de Outeiro, a la altura de Os Mallos, se congestiona y sufre doble fila de forma habitual | quintana

El próximo año está llamado a ser el del regreso del carril bus a las calles coruñesas. El Gobierno de Inés Rey ha heredado los planes de la Marea Atlántica, del PP e incluso más allá, del bipartito socialista encabezado por Javier Losada, donde realmente se comenzaron a poner en marcha los planteamientos de la movilidad sostenible. Y piensa aplicarlos. El concejal responsable del área Juan Díaz Villoslada, señaló esta misma semana que la ronda de Outeiro se encontrará entre las primeras arterias que contará con un carril bus. “Creo que es una candidata evidente”, señaló. 

El edil reconoció que a día de hoy, el Ayuntamiento cuenta con suficiente información para determinar cuáles son los pasos a seguir: el PMUS, el Plan Busquets, y los estudios sucesivos (el PSOE encargó uno y la Marea Atlántica, dos) de la Agencia de Ecología Urbana de Salvador Rueda. Ahora solo queda aplicarlos, algo que, como reconoció el propio Villoslada, requiere valor, puesto que las reformas en las calles, que conllevan la eliminación del escaso espacio de aparcamiento, siempre provocan polémica. 

En la memoria de todos está la retirada del carril bus de la calle de Federico Tapia, que levantó protestas entre comerciantes y vecinos. El popular Carlos Negreira llegó al poder prometiendo su retirada y su sustitución por la actual Vía Prioritaria Vigilada, que custodian telemáticamente. Pero desde la Compañía de Tranvías siempre han insistido en que el carril bus es la única infraestructura que permitirá al transporte público desbancar al coche.

Un borrador 
El actual Gobierno local se ha comprometido a presentar un borrador de sus planes en la Mesa de movilidad (en el que participa la oposición) antes de que acabe el año a medida que los técnicos vayan determinando los pormenores. Lo que se va a hacer es una implantación gradual: “Hay propuestas muy interesantes en los documentos y de ahí vayamos a tomar aquellas que vayan a ser más fáciles de implantar y las que tengan una demanda ciudadana más clara”. Por eso, entre otras razones, han escogido la ronda de Outeiro, una vía principal, pero alejada del centro de la ciudad.  No hay grandes zonas comerciales en la ronda de Outeiro que se puedan ver afectadas por una posible eliminación de las plazas de aparcamiento pero incluso en ese punto todavía dudan. “Todavía no hemos decidido si el carril bus circulará pegado a la mediana o lo hará por el carril de la derecha”, reconoció Villoslada. Pero además, el carril bus tampoco recorrerá la ronda de Outeiro en su totalidad, sino que lo hará en algunos de los tramos. 

Doble fila 
Probablemente será a la altura de la Sagrada Familia y de Os Mallos donde se instale el carril bus, dado que estos tramos son los que más tráfico registran, y donde más común es la doble fila, sobre todo en las proximidades del cruce con la avenida de Arteixo y la de Finisterre.

Serán medidas concretas tanto para el año que viene como para los siguientes. Se hará una presentación con las líneas concretas que será necesario reajustar. Villoslada espera avanzar mucho este año en la presentación, aunque habrá que hacer cambios en los planes por motivos como la intermodal, que no se construirá según el plan original.

Comentarios