martes 19/1/21

Los residentes de Adormideras denuncian el abandono del barrio y piden al Gobierno local que actúe

El barrio de Adormideras evoluciona hacia la decadencia por el descuido del Ayuntamiento a sus servicios y necesidades básicas. La Asociación de Vecinos .

Las gaviotas han tomado el pequeño estanque	patricia g. fraga
Las gaviotas han tomado el pequeño estanque patricia g. fraga

El barrio de Adormideras evoluciona hacia la decadencia por el descuido del Ayuntamiento a sus servicios y necesidades básicas. La Asociación de Vecinos y Comerciantes de Monte Alto, que también abarca ese entorno, denuncia que las zonas verdes están totalmente abandonadas con el consiguiente perjuicio a los vecinos. De hecho, ven incluso problemas de salubridad y demandan actuaciones básicas que permitirían a los residentes pasar el tiempo de ocio allí.
Bancos llenos de suciedad, calvas en los parterres, accesos no aptos para personas con movilidad reducida... El presidente de la Asociación de Vecinos y Comerciantes de Monte Alto, José Luis Boado, se erige como portavoz de los vecinos de Adormideras para denunciar que este desolador panorama es el que se encuentran en el barrio. La situación empeora día a día porque no se está poniendo coto a los desperfectos reparándolos en el momento en que se producen. 
“El parque de Adormideras está abandonado y la laguna está tomada por las gaviotas”, afirma  Boado. Se refiere a la principal área de esparcimiento de esa zona residencial y al estanque que se construyó en el medio. La pequeña piscina se ha convertido en hogar de los pájaros y el agua está sucia y llena de plumas de las aves con el consiguiente peligro para la salubridad. Así lo critican los residentes, que ven el área como una amenaza para los más pequeños. 
Según Boado las gaviotas incluso se lanzan a por la comida que llevan algunos vecinos. Además, incide en la imposibilidad de que estos disfruten con tranquilidad de un rato en el parque. “De 13 bancos que hay no hay ni uno solo que no hayan manchado las gaviotas”, lamenta y recalca que las instalaciones necesitan de la atención municipal para recuperarse antes de que haya que rehacerlas de cero.  

zonas ajardinadas
Otra de las principales preocupaciones de la asociación es la afección de las hogueras de San Juan a las zonas ajardinadas que rodean los edificios.
“El año pasado se quemó una palmera y en otros puntos quedan calvas”, lamentan, al tiempo que demanda que “después de las hogueras se reponga el césped en los huecos quemados o que se prohíba hacerlas” allí. Boado asegura que cuando los vecinos le recriminan su actitud a la gente que acude al barrio a celebrar San Juan se topan con “actitudes muy belicosas”. 
A mayores, el colectivo exige al Gobierno local que construya un acceso a la playa de San Amaro para los huéspedes del centro de mayores.

Comentarios