Un residente en A Zapateira denuncia que su vecina hace rituales de santería

Todavía podían observarse en la propiedad los restos del presunto ritual de santería que se habían llevado a cabo el día anterior: sal, velas, y lo más macabro de todo, una cabeza de carnero que guardaba entre los dientes

Un residente en A Zapateira denuncia que su vecina hace rituales de santería
La cabeza de res que fue objeto de un ritual el día anterior | quintana
La cabeza de res que fue objeto de un ritual el día anterior | quintana

Todavía podían observarse en la propiedad los restos del presunto ritual de santería que se habían llevado a cabo el día anterior: sal, velas, y lo más macabro de todo, una cabeza de carnero que guardaba entre los dientes un pedazo de papel. Era fácil observarlo a través de los barrotes, porque se encontraba en el patio de la propiedad, situada en A Zapateira, en la zona de Uxes. El vecino, Ángel Bermúdez, está convencido de que se trata de un maleficio del que él es el blanco. “Estoy que no duermo”, comentó con retranca.
La madre del presunto hechizado y la tía de este observaron en primera persona el macabro rito mientras se llevaba a cabo. En él participaron tanto la dueña de la propiedad, como el marido y la hija de ésta, pero la oficiante fue una mujer mulata, supuestamente, una santera. “Estuvieron una hora allí”, asegura la mujer, que recuerda que estuvieron pronunciando ciertas palabras que no pudo escuchar.
Al día siguiente, el efecto más palpable del ritual era haber atraído a las moscas y a los gatos, que jugaron con la cabeza despellejada hasta darle la vuelta. Molesto por lo sucedido, Bermúdez llamó a la Policía Local de Arteixo y a Sanidade, para denunciar la existencia de carroña, lo que no es precisamente higiénico. Pero no consiguió que las autoridades le hicieran caso.
Bermúdez asegura que no es la primera vez que su vecina se dedica a hacer rituales. Afirma que en una ocasión, sacrificó pollos, siempre con acompañamiento de velas y círculos presuntamente mágicos, aunque no está claro con qué propósito.
Escenario de raves
Desde que la familia Bermúdez compró esa propiedad de Uxes, hace siete años, situada en un lugar apartado, la convivencia con su vecina nunca ha sido buena. En la misma propiedad donde se llevó a cabo el presunto acto de brujería ha acudido en varias ocasiones la Policía Local de Arteixo y la Guardia Civil. En noviembre de 2016, cuando el inmueble se hallaba alquilado, irrumpieron en una fiesta de Halloween que se había anunciado en las redes sociales como abierta a todo el que quisiera a asistir. Tras un registro, descubrieron en su interior varias papelinas de cocaína.
Después de que finalizara el dispositivo en el chalé, los policías mantuvieron un control de vehículos en las cercanías para interceptar a todo aquel que se dirigiera a la fiesta. Allí se levantaron otras dos actas de incautación de drogas a personas de camino a la fiesta ilegal.
Pero el broche final lo puso el promotor de la fiesta, al que no se le ocurrió otra cosa que marcharse del chalé en una furgoneta. Fue detenido en el control y se le practicó un test de drogas. Dio positivo. l