Viernes 15.02.2019

Reportaje | La tecnología ayuda a los mayores coruñeses a vivir más seguros

Cruz Roja lleva años apostando por el uso de las tecnologías con fines sociales para ayudar a quienes más lo necesitan.

La Cruz Roja explicó ayer cómo la tecnología facilita el control de la salud y el cuidado de las personas mayores | quintana
La Cruz Roja explicó ayer cómo la tecnología facilita el control de la salud y el cuidado de las personas mayores | quintana

La organización continúa avanzando con el uso de aparatos cada vez más innovadores que puedan facilitar la vida a estas personas, sobre todo a los mayores.
La Mobile Week Coruña continuó ayer con otra jornada plagada de conferencias, talleres, exposiciones que tienen lugar en distintos puntos de toda la ciudad hasta el miércoles. Entre estas actividades, la Cruz Roja celebró ayer el “Obradoiro i+t+P: Innovación + tecnoloxía + Persoas”, en el que explicaron a todos los participantes la importancia de la tecnología en sus labores con las personas mayores de la ciudad.
Uno de los servicios que ofrecen y que no hubiera sido posible sin la intervención de la tecnología es la teleasistencia domiciliaria, una iniciativa pionera por parte de Cruz Roja en nuestro país y que está ya presente en muchos hogares coruñeses. A través de estos aparatos, la organización se centra en mejorar “la salud, la seguridad física y la socialización” de estas personas y poder ofrecerles una atención personalizada. 

Teleasistencia
Con esta teleasistencia, la persona tiene la tranquilidad de saber que hay todo un equipo de personas detrás dispuestas a cuidar de ella con tan solo pulsar un botón desde su propia casa. 
De todos los usuarios de la comunidad gallega que tienen esta tecnología en sus hogares, el 51% pertenecen a la provincia de A Coruña. Desde la Cruz Roja, comentan que “tanto los propios usuarios como sus familias se sienten más tranquilos y seguros con este servicio”. De hecho, aseguran que en una gran parte de los casos son los familiares los que lo solicitan.
Desde la organización hablaron también ayer de “Activage”, un proyecto europeo que tiene como objetivo mejorar la autonomía de las personas mayores para que puedan sentirse independientes y seguras.
Esto se lleva a cabo con soluciones tecnológicas como sensores y aplicaciones que hacen un seguimiento de las actividades diarias de los usuarios y de su estado de salud. Cruz Roja destaca “la gran importancia y ayuda que nos ofrece la tecnología en todas nuestras labores”. Las personas interesadas en este tipo de servicios pueden solicitar información de forma gratuita a través del teléfono 900 814 222.
Otra de las actividades que se celebraron ayer estuvo dirigida a los más pequeños. La sala Maker de la Domus acogió una “sesión de cacharreo tecnolóxico” en la que niños de entre 10 y 16 años estuvieron explorando circuitos con pilas, bombillas y cables. Según los organizadores de la actividad, “con actividades como esta aprende a explorar, a probar y ver que no todo funciona a la primera. Es la base de todo lo que van a aprender en la vida”.
Además, de la actitud de los niños en actividades como esta destacan que “su exploración es muy personal. Les gusta aprender solos y eso es lo importante, ya que aprendemos cuando las cosas no funcionan”. Durante los próximos días, la Domus acogerá otros talleres dirigidos a los más pequeños y para adultos, como uno para intentar “introducir electrónica en cosas textiles”.
La Mobile Week convierte a la ciudad durante una semana en el centro del debate tecnológico. Hoy tendrá lugar de 16.00 a 20.00 horas un taller para niños sobre drones o uno sobre realidad virtual en el Muncyt de 11.00 a 14.00 horas. Las actividades son de acceso gratuito, aunque es necesaria la inscripción previa.

Comentarios