miércoles 28/10/20

Reportaje | El soplo de aire que llega al desierto de Tinduf desde A Coruña

De las muchas cosas que se pueden echar de menos en un campo de refugiados, un parque de bomberos no es la primera que suele venir a la cabeza.

David Hermida, junto al vehículo que han tuneado para enviarlo a los campamentos saharauis | javier alborés
David Hermida, junto al vehículo que han tuneado para enviarlo a los campamentos saharauis | javier alborés

De las muchas cosas que se pueden echar de menos en un campo de refugiados, un parque de bomberos no es la primera que suele venir a la cabeza. Y sin embargo, hasta en un desierto como en Tinduf se puede declarar cualquier emergencia, incluso un incendio. Es por eso que la ONG AIRE, en la que participan bomberos de A Coruña y del área metropolitana, ha equipado un todoterreno que donará para que pueda prestar servicio en los campos de refugiados de Argelia.
AIRE contribuye al proyecto de una ONG mayor, Bomberos en Acción, que organiza una caravana con otros vehículos que llegarán hasta el campamento saharaui con este vehículo, que convirtieron en un ambulancia lo más multifuncional posible. David Hermida fue uno de los bomberos que estuvo preparando hasta el último momento el todoterreno, cedido por sus colegas del Pont del Suert: “Nos quedó bastante bien, para haberlo hecho nosotros. Hay un par de compañeros a los que se le da muy bien la soldadura y ha quedado muy bien. Se le han retirado los asientos de atrás y se ha mantenido uno solo y se ha colocado una camilla con una corredora”.
Un taller coruñés se brindó de forma desinteresada a revisar la mecánica para asegurarse de que viaje a Tinduf en las mejores condiciones posibles. Quien lo conducirá será Diego Velasco, presidente de AIRE, que parte hoy para recorrer la península hasta Alicante, en cuyo puerto se reunirá con los compañeros que forman la caravana y que recorrerán Argelia hasta llegar a los campamentos saharauis.

Como profesionales
El proyecto se está realizando en los campamentos de las cinco provincias de El Aaiún, Dajla, Smara, Bojador y Auserd. Un pequeño parque de bomberos ya está en marcha y otro más ya está a punto, pero el objetivo es que todos los núcleos cuenten con su propio parque. Una vez en el lugar, Velasco formará parte de los instructores que se encargarán de adiestrar al futuro personal de emergencias saharaui en las habilidades básicas para afrontar cuanqluier contingencia. Se espera que permanezca allí un par de semanas. “Queremos que sean profesionales, y para eso tienen que cobrar, así que AIRE ya se ha puesto en contacto con cinco de ellos para pagarles su salario. Será como si fueran nuestros becarios”, comentó Hermida.
Velasco no va solo como instructor, sino como explorador, porque tiene el cometido de identificar las principales necesidades que tienen los refugiados y preparar así a sus compañeros cuando viajen hasta Tinduf a su vez. “Nuestro objetivo es que a partir del mes que viene viaje allí más gente, formando turnos con grupos pequeños, de tres o cuatro, para prolongar nuestra estancia durante mucho tiempo”, comenta Hermida.
Los bomberos de AIRE tienen experiencia en campos de refugiados, puesto que han estado en Grecia para ayudar a sirios desplazados por la guerra. Pero Argelia es diferente: un paisaje de casas bajas y construcciones rudimentarias, que no necesitan tanto asistencia sanitaria como de organización: “No se trata de enseñar a los saharauis a ser bomberos, sino más bien de convertirlos en personal de emergencias y mostrarles cómo usar el material que les han donado, como vehículos”. Sobre todo, enseñarles a ayudarse a sí mismos

Comentarios