jueves 22/10/20

Reportaje | Sesenta sillas están vacías en el seno de OSG más joven

Sesenta sillas están vacías a la espera de que alguien las ocupe en la Joven de la Sinfónica de Galicia, que lleva 15 días afilando el hocico en busca de talentos, subidos al estrado.

Las pruebas se realizaron hasta ayer en el Palacio de la Ópera  | patricia g. fraga
Las pruebas se realizaron hasta ayer en el Palacio de la Ópera | patricia g. fraga

Sesenta sillas están vacías a la espera de que alguien las ocupe en la Joven de la Sinfónica de Galicia, que lleva 15 días afilando el hocico en busca de talentos, subidos al estrado. Ahí arriba no sobrepasan los 15 minutos interpretando.
A la convocatoria se presentaron 284 candidatos, que recalaron en el Palacio de la Ópera, conscientes de que los dos años educativos en el seno de la OSG les servirán para soldar lo aprendido. El responsable Alejandro Sanz cuenta que cada año se juntan más músicos y si ayer fueron 34 violines, el martes se pasaron hasta 27 clarinetes, dos de los instrumentos más elegidos por los que quieren crecer entre notas. Cuenta el experto que aún así, las flautas ganan por mayoría.
A las pruebas acudieron hasta 52 porque “todo el mundo la conoce y enseguida suena bien. No es como el violín que necesita más tiempo”. De 16 a 22 años, los aspirantes vinieron de toda Galicia. Traspasaron Pedrafita desde Valencia o subieron de Portugal para llenar una plaza en una formación donde se necesitan también violas, chelos, contrabajos, oboes, fagots, trompas, trompetas, trombones, tubas y arpas, que solo fue tocada por una persona.
Sanz señaló que hubo mucha gente talentosa: “Por eso, tuvimos que elegir muy bien”. En lo que duró cada audición, los especialistas apreciaron la musicalidad, el tempo y la seguridad del que agarraba el instrumento. Su control. Todo esto en armonía les dio una impresión u otra y al final, los escogidos marcaron con una cruz enero de 2018.
En ese mes se enfrentarán a un reto tan gustoso como el de ser dirigidos por el polaco Krzysztof Penderecki.
La Joven se compone en la actualidad de 120 músicos, 80 activos y cerca de 40 en reserva. Según Sanz, el éxito del proyecto se basa en el boca a boca: "Saben que es un proyecto muy provechoso. Se corre la voz y la gente que sale acaba teniendo una influencia educativa que en otros lados no se consigue". Por esta razón, recibieron a jóvenes de Zaragoza o Albacete. Dispuestos a formarse en esta punta atlántica.

Comentarios