sábado 16/1/21

Reportaje | El premio millonario que se escapó de las manos por no querer un número bajo

Cuando la Lotería de Navidad está a punto de llegar a la ciudad a tiempo para que los turistas se lleven unos cuantos décimos a casa para tentar a la suerte, la fortuna ha jugado una mala pasada a los coruñeses.

La responsable del establecimiento posó con el cartel | quintana
La responsable del establecimiento posó con el cartel | quintana

Cuando la Lotería de Navidad está a punto de llegar a la ciudad a tiempo para que los turistas se lleven unos cuantos décimos a casa para tentar a la suerte, la fortuna ha jugado una mala pasada a los coruñeses. Parece que la superstición que suele estar presente a la hora de elegir papeletas para el Gordo también funciona el resto del año y esto ha hecho que un buen pellizco se escape de las manos. 
Y es que en el último sorteo de la Lotería Nacional, el de este jueves, salió el número 04292 de los bombos como el merecedor del primer premio y ese número estaba consignado en la Administración de Loterías número 44 de A Coruña. 
Representantes de la delegación gallega de esta organización se acercaron ayer por el negocio para dejar el diploma acreditativo porque la lotera repartir pretendía repartir pero no hubo quien recibiera de buen grado “un número tan bajo” al otro lado de la ventanilla. 

Sin abonados
Quizá no fue solo eso. Puede que también contase el que colgadas sobre el mostrador hubiese otras cifras más atractivas pero el caso es que el 04292 se volvió de regreso entero... y con premio. 
En el despacho de las galerías comerciales de Carrefour, en la avenida de Alfonso Molina, acumulaban muchos billetes del suertudo número porque Loterías y Apuestas del Estado lo identificó como el primer negocio por el volumen del premio, pero esa cuantiosa cantidad se quedará en las arcas estatales porque nadie se decantó por la alineación de números ganadora. 
“Estuvo expuesto en ventanilla pero la gente no lo compró porque ahora se escoge mucho”, confesó una de las encargadas del negocio. Eso sí, aclaró que fue un número que les tocó por casualidad porque “si fuera uno de nuestros abonados se hubiese vendido entero”. A cada billete le correspondían 300.000 euros, lo que hubiese significado que cada décimo llevaría aparejados 30.000 euros. En donde tuvo algo de salida fue en núcleos de Jaén y Valencia.

Comentarios