Miércoles 19.06.2019

Reportaje | Peticiones sobre la bocina en la antesala de las elecciones municipales

El 2019 traerá unos nuevos comicios locales y los barrios han comenzado a dar ideas para los programas electorales. Entre las demandas, aparcamiento, seguridad y mantenimiento de espacios

Aunque los Reyes Magos ya han pasado por A Coruña, son muchos los vecinos que mantienen actualizadas sus cartas con peticiones para este 2019, año que será especial en materia política al estar previstas unas elecciones municipales el próximo mayo.


“Nuestras reivindicaciones se repiten porque no se cumplen”, dice Juan Iglesias, presidente de la asociación vecinal de Cuatro Caminos, que asegura que necesitan nuevo mobiliario para el centro cívico. En Matogrande, donde no cuentan con esta infraestructura, esperan que la puesta en marcha del Ofimático les traiga de regalo un centro social.


Los vecinos de As Atochas están inmersos en su reclamación para que la parcela del Ministerio de Defensa en Adelaida Muro sea pública y piden la implicación del Ayuntamiento, y los de A Falperra mantienen su petición de remodelación del mercado de Santa Lucía. Sobre mercados, As Atochas pide el arreglo de los de Monte Alto y Adormideras.


San Pedro de Visma se queja de falta de movilidad en la zona escolar –“los usuarios han de ir hasta la Ronda de Outeiro y el CEIP Raquel Camacho a dar la vuelta para volver al barrio”, dice Manuel Castiñeiras– y Oza A Gaiteira Os Castros demanda controles de calidad en el aire por la cercanía del puerto.

Actuaciones
Desde O Castrillón-Urbanización Soto “IAR” quieren poder llegar hasta la avenida de A Pasaxe con la apertura de un vial hasta el Parque de Eirís y los habitantes de Novo Mesoiro, explica la presidenta vecinal Mónica Calvo, piden la finalización del corredor entre Ribeira Sacra y Fragas do Eume y “que se controlen las carreras ilegales en Vío”. 
En O Birloque necesitan un paso de peatones en el desvío a la zona de As Rañas, explica Ramón Mañana, y en Palavea una pasarela peatonal de Pedralonga al hipermercado Alcampo. En Eirís siguen esperando el aparcamiento de bicicletas que se incluyó en los presupuestos participativos de 2017.

Los de Os Mallos quieren “más vigilancia policial” y “que arranque la Intermodal”, mientras que en lugares como A Zapateira se van a cosas “básicas”. “Pedimos un plan de saneamiento integral, con recogida de pluviales y fecales. Somos un barrio nuevo y tenemos carencias”, dice Juan Sánchez-Albornoz, al tiempo que Antonio Conde, de Bens, clama por mejoras en la red de pluviales porque son otro barrio “olvidado a pesar de albergar Albada, Repsol y Saria (antigua Ártabra)”.

Ricardo Seixo, de Agra do Orzán, se muestra decepcionado: “A actitude da Marea foi sempre positiva e agradecémolo, pero os investimentos non varían do que puideron facer o PP ou o PSOE”, alega, mientras que es
Por último, desde el barrio de Oza critican el agravio comparativo entre asociaciones. “Algunos cuentan con locales municipales y otros tenemos que pagar un alquiler”, dice Paulo Sexto.

Comentarios