viernes 27/11/20

Reportaje | Padre Rubinos se convierte en pasarela para la moda más actual

Hace ya más de un año que la Institución Benéfico Social Padre Rubinos se reveló como cuna de la costura y las creaciones textiles más ecológicas para cocinar.

Un momento del desfile celebrado anoche | pedro puig
Un momento del desfile celebrado anoche | pedro puig

Hace ya más de un año que la Institución Benéfico Social Padre Rubinos se reveló como cuna de la costura y las creaciones textiles más ecológicas para cocinar. Lo hizo de la mano de un taller prelaboral y de las donaciones de ropa de la población coruñesa. Pero cada paso que da, coloca a la institución más a la vanguardia de la moda aunque su cometido sea el benéfico. Ayer logró avanzar un poquito más en ese camino gracias a la graduación de las primeras alumnas de la escuela de diseño Formarte, con la que colabora en distintos proyectos. 
El patio exterior, justo entre la escuela infantil y el centro de mayores, se reinventó en una pasarela y por allí lucieron palmito, y sobre todo, prendas los modelos que llevó Formarte. Fruto de su apoyo mutuo, Padre Rubinos cedió el espacio para que las diseñadoras de la primera promoción que sale del centro formativo pudieran graduarse por todo lo alto.

Más de 30 looks
No se trataba de la Madrid Fashion Week, pero las estudiantes hicieron un esfuerzo ingente para sorprender al público como si en ello les fuesen las ventas de la próxima temporada. Según  la subdirectora de Formarte, Marián Llonch, se iban a subir “34 looks diseñados por las alumnas de tercer curso”. Pero no fue un diseño por creadora, que hubiese sido lo fácil, sino que seis estudiantes se encargaron de dar vida a varias colecciones –con múltiples piezas de ropa cada una– bajo el título “Sueños” que se le puso a su primer desfile oficial. 
Como no hubo premisas sobre cuáles debían de ser las fuentes de inspiración, las jóvenes –curiosamente la mayoría de las personas matriculadas en la escuela son chicas a pesar de que entre el profesorado predominan los hombres, como ocurre en el mundo de la moda actual– plantearon ideas muy rompedoras. 

De Japón a Marte
Hubo quien se basó en la cultura nipona para confeccionar sus ideas, alguna recurrió a Marte para pasarse de órbita con tanto aplauso y, incluso, hubo pinceladas referidas a la pintora mexicana Frida Kahlo. 
De “teloneras” contaron con algunas chicas de segundo curso, que se atrevieron a exponer sus propuestas ante un público masivo que rozó las 200 personas. Entre ellas había profesionales del mundo de la moda, además del equipo docente de Formarte y familiares de todas las participantes en esta original iniciativa.
Llonch aclaró que el hecho de que el peso del desfile recayese en tan pocas personas se debe a que la escuela es algo diferente a las que ya existían. “Tenemos grupos súper reducidos de no más de seis personas porque la enseñanza es muy práctica”, incidió. 
Así destacó la atención personalizada que recibieron las que se marchan, las que entrarán después del verano y las diseñadoras que pasarán a tercero y segundo el próximo curso. l

Comentarios