miércoles 28/10/20

Reportaje | Ninguna otra cosa tiene tanto poder emocional como un diamante

Miriam Ungría o MdeU, que es como se llama su colección de joyas, está estos días en A Coruña. La diseñadora impartió ayer una conferencia en el Real Club Náutico

La diseñadora estará hoy y mañana en el Real Club Náutico | castaño
La diseñadora estará hoy y mañana en el Real Club Náutico | castaño

Miriam Ungría o MdeU, que es como se llama su colección de joyas, está estos días en A Coruña. La diseñadora impartió ayer una conferencia en el Real Club Náutico y enseñará hoy y mañana sus últimas criaturas de 12.00 a 20.00 horas. Todas tienen el denominador común de ser accesibles “y muy fáciles de poner, pensadas para hoy en día”, de gastos contenidos y outfits cómodos.
Las suyas lucen de día y de noche, asegura, y se presentan como buenas compañeras de viaje, válidas para cualquier ocasión. Ahora bien, el diamante va aparte. A él le dedicó la charla. En concreto, la experta habló del sintético que se fabrica en laboratorios: “Es un mundo fascinante, es la piedra preciosa por excelencia porque a todos nos gustan las joyas, pero cuando tienen un diamante son especiales”.
Ella defiende este objeto por encima de todos los complementos por el simple hecho que detrás de él, “siempre hay una historia, cuando alguien nos lo regala tiene un componente especial” y lo de que “un diamante es para siempre es verdad”, ninguna cosa tiene “tanto poder emocional”.
En su caso, Miriam Ungría tiene muchas con historia: “Cada vez que hago una colección pienso que es la que más me gusta, pero después pongo distancia y soy más objetiva”. Tiene debilidad por los anillos y señala que hay tantas tendencias como formas de ser.
Así es que la que marca sencillez y bebe del minimalismo es una más entre un millón de posibilidades: “Hoy en día tienes lo que quieres, manteniendo tu estilo puedes apostar por looks diferentes según el momento”. A veces, este te pide algo sencillo, en otras “puedes recargar más, pero por el tipo de vida que llevamos no se ven joyas como antes”.

Sobre las diseñadas para hombres, indica que cada vez son más los que entran por el aro y nunca mejor dicho porque la moda masculina apuesta por anillos, “también por pulseras o colgantes”. Son creaciones más concretas y sin piedras, “al menos no llevan muchas”. A Miriam le resulta imposible escoger una entre todo el abanico de piedras con las que trabaja, a excepción del diamante. Mete a todas en el mismo saco para recordar que en el mundo de las gemas no existen las gangas. Los chollos son engaños y especialistas como ella están ahí para ayudar a que el cliente encuentre lo que busca. Viajando, viendo y haciendo, su carrera brilla igual que lo que tiene entre manos.

Comentarios