sábado 11.07.2020

Reportaje | El lujo inmobiliario de Galicia se asienta en la céntrica calle de Linares Rivas

A Coruña no es Manhattan, ni tiene barrios tan exclusivos como el conocido Upper East Side, ni falta que le hace. Las distancias, geográficas e icónicas, con Nueva York no han impedido que la ciudad tenga una milla de oro.

Un estudio de Idealista.com sitúa la de Linares Rivas como la zona más prohibitiva para adquirir una vivienda | pedro puig
Un estudio de Idealista.com sitúa la de Linares Rivas como la zona más prohibitiva para adquirir una vivienda | pedro puig

A Coruña no es Manhattan, ni tiene barrios tan exclusivos como el conocido Upper East Side, ni falta que le hace. Las distancias, geográficas e icónicas, con Nueva York no han impedido que la ciudad tenga una milla de oro, pero en este caso convertida en manzana y vista desde el punto de vista inmobiliario y no comercial.
La zona más exclusiva, llamada de lujo por el portal Idealista.com, se ubica en Linares Rivas. Un reciente estudio de esta plataforma especializada en la venta y el alquiler de casas y pisos ha hecho público que la céntrica calle coruñesa es la más prohibitiva a la hora de adquirir una vivienda.
Aunque la infraestructura que conecta con Alfonso Molina y que sirve de entrada a la ciudad no ha conseguido colarse en el ranking de las calles más caras de España, lo cierto es que sí es donde cuesta más hipotecarse de toda Galicia. Ni otras zonas del municipio ni ciudades como Vigo y Santiago le hacen sombra. El precio medio por un hogar con vistas al puerto o a la Lonja se sitúa en los 826.786 euros. La bolsa de viviendas de la que dispone Idealista incluye áticos o dúplex con mucho espacio, varias habitaciones o vistas todavía mejores gracias a las alturas y hay casas de lujo que llegan, sin ningún rubor, a precios tan poco al alcance de la mayoría de los mortales como 1.700.000 euros o 1.500.000 euros.
Por delante de seis
Pese al susto inicial que pueden dar estas cifras, lo cierto es que el pódium gallego es mucho más asequible que el que fijan los expertos en cada comunidad autónoma. Eso sí, A Coruña sobrepasa a los ayuntamientos Gijón, Toledo, Salamanca, Badajoz, Logroño, Murcia y Egüés (Navarra), si bien en general las diferencias no son demasiado elevadas.
El mayor lujo está, este año, en la localidad malagueña de Benahavís por 5.611.875 euros de media. Madrid y Barcelona van detrás porque, por extraño que parezca, las zonas turísticas siguen teniendo tirón porque la crisis no dañó tanto a las grandes fortunas como a la clase media.
Al margen de esa manzana para ricos, a nivel global los pisos que cuentan con terraza salen al mercado un 36% más caros que aquellos que no tienen una vía de escape al exterior salvo que se baje a la calle. No obstante, cuando se desgranan las distintas características por ciudades, Idealista.com revela que en A Coruña la subida de los costes solo es de un 9,5%. En este caso solo Lugo (8%), Salamanca (6,7%) y Zamora (0,9%) están por detrás del ayuntamiento en la menor subida del precio de venta. Así se propone un valor de 234.029 euros frente a otro de 213.793 euros en inmuebles comparables.

Alquileres para todos
Si de lo que se trata es de alquilar, el tener un espacio abierto al exterior solo incrementa en un 0,6% lo que piden los propietarios en A Coruña, según la amplia bolsa de casas con la que cuenta el portal especializado. En este caso se podría encontrar un apartamento con lugar para tomar el sol o secar la ropa por 708 euros y los inquilinos se ahorrarían cuatro euros si no tuviesen en cuenta ese tipo de extras.
El mercado del alquiler es un mundo aparte en el que se puede bucear sin que tenga fin. Los expertos de la plataforma inmobiliaria lo saben y han sacado numerosos estudios como el hecho de que existen un tipo de pisos que se alquilan de inmediato.
En A Coruña el 8% de los inmuebles que se ofertan en régimen de arrendamiento no duran en el mercado más de 48 horas sin conseguir ocupante. La mayoría de estos acuerdos están vinculados a apartamentos de menos de 80 metros cuadrados. En Ourense el porcentaje llega al 33% mientras que en Pontevedra y Lugo supuestamente no existe este curioso fenómeno. Y esto ocurre a pesar de que en lo que va de año el precio de los alquileres se fue elevando gracias al incremento de la demanda. l

Comentarios