Martes 20.11.2018

Reportaje | La crisis migratoria y el exilio a través de obras de arte en la Fundación María José Jove

La sala de exposiciones de la Fundación María José Jove inaugura una nueva exposición permanente sobre la crisis migratoria y el exilio con grandes protagonistas como Picasso, Miró, Anselm Kiefer, Kandinsky, Ángela de la Cruz o Bourgois.

La directora de la Colección de Arte, Susana González, explica que la colección ”aborda el concepto de límite” | pedro puig
La directora de la Colección de Arte, Susana González, explica que la colección ”aborda el concepto de límite” | pedro puig


A pesar de que la Colección de Arte de la Fundación está formada por más de 600 obras de 282 artistas, para esta muestra apuestan por un recorrido a través de un total de 115, centrada en una temática concreta, “los límites, las fronteras y los desplazamientos, estos cambios territoriales que tanto han enriquecido a la cultura y que en la mayoría de las ocasiones venían dados por problemáticas políticas o sociales”, asegura la directora de la colección, Susana González, que resalta que “la exposición aborda el concepto del límite en todas su variantes”. 

Con obras desde el siglo XIX hasta la actualidad, y con presencia de autores gallegos e internacionales, la muestra ofrece una nueva lectura de la colección partiendo de la experiencia migratoria en la que vivieron artistas de la vanguardia histórica de Galicia, unido a los conflictos y desafíos contemporáneos. Estos momentos de intercambio y confrontación dan por resultado muchas de estas obras. 


La muestra parte del romanticismo de Genaro Pérez Villaamir o el clasicismo de Fortuny, así como los gallegos Serafín Avendaño o Ramón Parada Justel. 


Poco a poco y con especial presencia del periodo de irrupción de las Vanguardias, la exposición incluye paulatinamente obras de artistas de todo el mundo. Por ello el público puede sumergirse en estas obras, como la del pintor y escultor Anselm Kiefer, que versa sobre las aguas de un río y las piedras que vagan libremente por su fondo sin entender de fronteras. Así, este recorrido repasa las corrientes estéticas y la visión resultante de “las demarcaciones culturales o territoriales que configuran sus señas identitarias”.

Programas didácticos
Pero la Fundación continúa apostando por utilizar el arte como herramienta de inclusión, por ello presenta esta remodelada sala como un “espacio de debate y reflexión”.

Así, desarrollan una nueva programación didáctica con actividades para adultos, estudiantes, personas con diversidad funcional y colectivos en riesgo de exclusión. Esta muestra no solo tiene la función de difundir el arte, si no que es una herramienta para cumplir los objetivos de la fundación, que es trabajar para este tipo de colectivos.

En palabras de Felipa Jove, presidenta de la Fundación, “no es una colección al uso, ya que lo más usual es disfrutar una exposición desde el punto de vista estético, pero hemos visto que se pueden hacer muchas más cosas, de ahí a que apostemos por estos talleres y programas didácticos”.

Tanto grupos en riesgo de exclusión, como niños con diversidad funcional o ancianos pueden sacar cosas positivas del arte, por ello siguen “trabajando para sacar el máximo partido y ayudar a estos colectivos”, indica Felipa Jove.

Las visitas son totalmente gratuitas y abiertas a cualquier tipo de público, que puede acercarse a admirar una de las colecciones de arte privadas más importantes del país.

Comentarios