viernes 20.09.2019

La recuperación arqueológica de O Parrote obtiene licencia municipal

El Ayuntamiento autorizará en la junta de gobierno de mañana licencia municipal a la Autoridad Portuaria para realizar las obras de revalorización de los restos arqueológicos de O Parrote

en esta imagen pueden verse las escaleras que darán acceso al tramo de la muralla que quedará al descubierto.
en esta imagen pueden verse las escaleras que darán acceso al tramo de la muralla que quedará al descubierto.

El Ayuntamiento autorizará en la junta de gobierno de mañana licencia municipal a la Autoridad Portuaria para realizar las obras de revalorización de los restos arqueológicos de O Parrote. El plan, que cuenta con el visto bueno de la dirección xeral de Patrimonio desde principios de abril, servirá para crear un espacio museístico al aire libre, que dejará visible y accesible a los ciudadanos parte de los restos de la muralla del siglo XVIII.
El teniente de alcalde de Urbanismo, Martín Fernández Prado, explicó ayer que se trata del último trámite administrativo pendiente dentro del proyecto de O Parrote, que incluye la construcción de un aparcamiento subterráneo con 610 plazas, un túnel, un edificio para usos comerciales y la reurbanización de la dársena para la creación de un nuevo espacio público.
La Autoridad Portuaria será la responsable de recuperar el baluarte, descubierto hace más de cinco años tras las primeras excavaciones para la construcción del párking, y que obligó al Ayuntamiento y a la Autoridad Portuaria a redactar un nuevo proyecto para poder compaginar el aparcamiento subterráneo con la conservación de los restos arqueológicos. Fernández Prado adelantó que el plan para “poner en valor” lo que queda de esta parte de las estructuras defensivas de la ciudad tendrá un coste de 1,01 millones de euros, que correrán por cuenta del Puerto.
Con la licencia municipal ya en la mano, el ente portuario será libre para licitar y adjudicar los trabajos, que tendrán una duración de cuatro meses. La idea es que tanto esta actuación, como las obras del párking, el túnel y el edificio de usos comerciales estén finalizados entre marzo y abril de 2014. En el caso del paso subterráneo, este no se podrá usar hasta que no esté terminado el túnel La Marina, que se ejecutará a lo largo de Alférez Provisional, entre el hotel NH Altántico y Puerto Real.

características
El proyecto para la revalorización arqueológica del baluarte consta de tres partes. La primera afectará al tramo de la muralla más próxima al paseo de la Dársena, a la altura del muelle de Xelmírez. Se trata del único resto de piedra de todo el entorno que todavía conserva el muro y no solo de cimentación. La muralla se encuentra en una cota inferior al nivel del mar, justo a la altura del primer sótano del párking. Los restos, que quedarán al descubierto, se podrán ver desde el interior del aparcamiento. También se podrá acceder a los mismos desde el paseo de la Dársena a través de unas escaleras que se ubicarán en los extremos, lo que hará, según Fernández Prado, que se genere “un recorrido arqueológico” a lo largo de los restos.
La segunda parte del proyecto arqueológico afecta al tramo en el que se localiza la cimentación de la antigua muralla, y que quedará tapada por recomendación de los arqueólogos. Sobre esta zona se creará una plaza en la que se recreará el trazado de la muralla. Se emplearán pavimentos diferentes, combinando piedra y hierba, para darle mayor realismo. “Se recrea la traza para explicar al ciudadano dónde estaría esa muralla si se hubiese completado la construcción”, apuntó Fernández Prado.
La tercera parte del proyecto arqueológico afecta a las arcadas que se encuentran bajo el paseo de O Parrote. El plan incluye la restauración de este espacio y la recuperación de la muralla del siglo XIV que se encuentra al fondo de la pared. Según Fernández Prado, en este espacio la Autoridad Portuaria hará una “preinstalación” para que “en un futuro el Ayuntamiento defina que usos se le dan a esas arcadas”. Esto significa que este espacio continuará sin uso, pese a que en un momento se planteó la posibilidad de ubicar en este espacio un centro de interpretación del baluarte.

un año de obras
Con esta actuación se completa el proyecto de O Parrote diseñado por el gobierno local del PP y la Autoridad Portuaria. Las obras comenzaron en octubre de 2012, después de que en enero de ese mismo año el Ayuntamiento y el Puerto firmasen un convenio para desbloquear la construcción del párking.
El convenio –que se amplió la semana pasada para incorporar también a la Xunta– constaba de dos partes. La primera hace referencia al ámbito de O Parrote, y en el mismo se acordó la construcción de un aparcamiento subterráneo con 610 plazas, un túnel entre Puerta Real y el castillo de San Antón, un edificio de usos comerciales metros cuadrados, la urbanización de la superficie y la revalorización de los restos arqueológicos descubiertos en la zona.
Todas las fases del proyecto están ya en marcha. El párking está cubierto desde hace varios meses, y el Ayuntamiento asegura que la construcción del edificio para usos terciarios –que servirá, al mismo tiempo, como rampa de acceso entre la Ciudad Vieja y el mar– comenzará después del verano. Al mismo tiempo se está desarrollando el túnel, que discurre paralelo al párking a la altura del segundo sótano. La financiación de esta infraestructura corre a cargo de la Xunta, que aportará para este fin 12 millones de euros, y del Ayuntamiento, que invertirá en esta obra otros dos millones.
La segunda parte del convenio que firmaron el alcalde, Carlos Negreira, y el presidente de la Autoridad Portuaria, Enrique Losada, hacía referencia a la reforma de la zona de La Marina, con la construcción de un segundo túnel que enlazará con el de O Parrote.
La intención del gobierno local es que todos los proyectos estén listos en 2015. Aseguran que, una vez recuperado este espacio, los coruñeses dispondrán de una superficie libre de coches de cerca de 60.000 metros cuadrados, que se prolongará desde Alférez Provisional hasta el castillo de San Antón, a la altura de La Solana.
Los dos proyectos formaban parte del programa electoral del Negreira. De hecho, los planes de los populares van más allá. En el proyecto que plantearon antes de las elecciones de mayo de 2011 se incluía la posibilidad de construir un tercer túnel desde el edificio de la Diputación hasta la Delegación del Gobierno, en la plaza de Ourense, donde se ubicaría un intercambiador a un gran párking.

Comentarios