Las razones de la Marea para comprar un piso a un afín no convencen a la oposición

El Gobierno local ofreció ayer explicaciones a la oposición sobre la adquisición de un piso a un afín dentro de su programa de compra de vivienda a pesar de que figura como local comercial. Sin embargo, los argumentos presentados no convencieron al Partido Popular

Las razones de la Marea para comprar un piso a un afín no convencen a la oposición
El piso adquirido como vivienda y que figura como local comercial está en la calle de Joaquín Martín Martínez | javier alborés
El piso adquirido como vivienda y que figura como local comercial está en la calle de Joaquín Martín Martínez | javier alborés

El Gobierno local ofreció ayer explicaciones a la oposición sobre la adquisición de un piso a un afín dentro de su programa de compra de vivienda a pesar de que figura como local comercial. Sin embargo, los argumentos presentados no convencieron al Partido Popular ni al Partido Socialista, mientras que el BNG cree que todo está justificado, aunque solicita mejorar el procedimiento que se siguió.
Del mismo modo que se produjo en las últimas semanas, la formación popular fue la más contundente en las críticas hacia este asunto y cree que el proceso debería repetirse ya que considera que la compra del piso ubicado en el número 10 de la calle de Joaquín Martín Martínez por 54.575 euros debe ser declarada como “nula” al “no ajustarse a las bases del concurso”, indica la portavoz del grupo, Rosa Gallego.
A pesar de que al PP se le había citado ayer a mediodía para que pudiese acceder al expediente completo, el concejal Xiao Varela convocó en la sede de Urbanismo a las formaciones de la oposición a primera hora de la mañana, encuentro al que solo acudieron el Partido Socialista y el Bloque Nacionalista Galego.
Los populares entienden que antes de recibir explicaciones del edil debían comprobar el expediente, hecho para el que habían solicitado acceso y se les había convocado para ello antes de que se les llamase a este nuevo encuentro.

Local comercial
Gallego entiende que “jurídicamente se compró un local comercial” como se recoge en la documentación y que por ello se “limita” la concurrencia competitiva en la que se basaba este programa. Además, considera que todo el procedimiento ha sido un “despropósito”.
La portavoz del grupo municipal popular asegura que el piso “no tiene licencia para vivienda” en el momento de su compra y que por ello no se debería haber efectuado. Uno de los aspectos más criticados es que el inmueble carece de ascensor, un requisito indispensable para que el ático adquirido pueda convertirse en vivienda debido a la normativa de accesibilidad y para lo que no se aportó la documentación necesaria en su momento. Otro aspecto que señalan que habrá que tener en cuenta son los criterios de habitabilidad para ver si se ajustan a lo requerido.
Ahora falta por conocer la versión definitiva de los populares una vez que hayan estudiado todo el expediente y si entienden que existe algún otro punto que crean que no se ajusta a los criterios del programa.
Por su parte, el Partido Socialista ya se mostró en contra de alguno de los aspectos que rodean a la adquisición de este ático a un afín a la Marea Atlántica, a quien también se le compró en este mismo proceso otra vivienda, esta ubicada en la calle de Santander, en el barrio de Os Mallos, y por 91.290 euros.

Comisión de Urbanismo
El portavoz de la formación, José Manuel García, considera que se debe convocar “de manera urgente” la Comisión de Urbanismo con el objetivo de que Xiao Varela ofrezca en este ámbito las explicaciones que entienda oportunas y que así el secretario tome nota de lo que allí se exponga.
García entiende que hay aspectos de esta transacción que tienen que ser explicados con claridad por el concejal y que para ello es necesario que se levante acta de cara a que todo quede refrendado por escrito.
El portavoz socialista entiende que el asunto merece mayor profundidad aunque apuesta por seguir los trámites administrativos necesarios para ello.

En el encuentro con Varela estuvo presente el concejal José Manuel Dapena, quien sostiene que entre la documentación figuraba la “voluntad de la comunidad de propietarios” para poder instalar el ascensor, pero que esta acción “no estaba justificada correctamente” ya que la documentación pertinente se aportó después. Además, señala que también se comprobó que el dueño pagaba el Impuesto sobre Bienes Inmuebles como oficina y que así figura también en el catastro.
Finalmente, el BNG considera que está “xustificado” que se adquiriese esta propiedad como vivienda, según su portavoz, Avia Veira. Además, asegura que pudo comprobar que su uso es como “vivenda”.
La principal preocupación para la formación era que el piso pudiese reunir las condiciones de una “infravivenda”, algo que entienden que no se da y que el jefe de departamento explica que es posible el cambio en el PGOM a vivienda.
Mientras, en el lado negativo considera que es necesario “mellorar o procedemento” para que sea “máis exixente”. En este sentido, entiende que la comisión de valoración interpretó la documentación “de maneira relaxada”.
De esta manera, explica que en lo referente a la instalación de un ascensor en este edificio se aportó “la declaración responsable” de la comunidad de propietarios, pero que no se requirió la documentación necesaria “ata meses despois”.