lunes 21/9/20

El Ramón de la Sagra y el Fernández Latorre detectan los primeros positivos de Covid-19 del curso

El Ayuntamiento ordenó que se desinfectaran las aulas mientras que los escolares pasan la cuarentena
La inquietud era palpable entre los padres que esperaba a la
salida del colegio Ramón de la Sagra/ foto: Patricia G. Fraga
La inquietud era palpable entre los padres que esperaba a la salida del colegio Ramón de la Sagra/ foto: Patricia G. Fraga

Durante la jornada de ayer, la comunidad escolar vivió lo que más temía: se registraron los primeros brotes de Covid-19. Los centros afectados son los CEIP Ramón de la Sagra, en el barrio Las Flores, y el Fernández Latorre, en Os Castros. El Ayuntamiento se apresuró a desinfectar las dos instalaciones durante la tarde mientras que los niños infectados, dos en el caso del Ramón de la Sagra y uno en el Fernández Latorre, se han sometido a cuarentena.

En el primer caso se trata de dos hermanos, que asistían a clases separadas, Educación Infantil y Primaria, mientras que el de Fernández Latorre asiste a Infantil. Sus compañeros de aula tendrán que guardar cuarentena también mientras se someten a las pruebas PCR, como señaló la alcaldesa, Inés Rey, que no llegó a concretar cuántos escolares están afectados.

La noticia corrió como la pólvora entre los padres de alumnos, de manera que los directores de ambos centros tuvieron que atender muchos llamadas de padres preocupados mientras los bulos corrían por las redes sociales y los grupos de Whatsapp, empeorando la situación. El incidente era el único tema de conversación entre los padres que esperaban a la salida del Ramón de la Sagra, ya a las dos de la tarde.

Más espacios municipales

En cuanto las instalaciones estuvieron vacías, llegó el turno de los equipos de limpieza. Conviene recordar que los edificios son de propiedad municipal, pero la actividad educativa en sí es competencia de la Xunta, por lo que el Ayuntamiento lleva cerca de una semana pidiendo a la Consellería de Educación medios para garantizar una asepsia completa, como volvió a recordar ayer Rey. A pesar de ello, los operarios pagados por la Concejalía de Medio Ambiente se hicieron cargo del caso, dada la urgencia. La alcaldesa avanzó que la Concejalía de Educación continúa realizando peticiones a la Xunta para que los colegios e institutos utilicen espacios municipales. “Los centros nos han ido llamando y hemos visto cuál es el que mejor se adapta a ellos”, afirmó Rey, que confirmó el uso del centro Ágora y parte de la plaza de Pontevedra.

La regidora volvió a denunciar lo que considera inacción por parte del presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijoo que, según ella, está “deixando que todo o peso da volta ás aulas recaia sobre os concellos”. Por eso exige a la Consellería de Educación que les transfiera a los municipios los fondos necesarios para pagar la desinfección. Por su parte, la Marea Atlántica le reclama a ambos, Xunta y Ayuntamiento, que pongan en marcha de manera urgente medidas de conciliación y ayudas para las familias que tengan que guardar cuarentena.

Nuevas protestas

Los contagios diagnosticados ayer vienen a agravar la sensación de inseguridad en la que viven los padres de los alumnos, que ya han protagonizado varios actos de protesta. Cientos de personas se reunieron ayer en la plaza de Pontevedra, en una acto convocado por varios sindicatos (CIG, CCOO, CSIF y STEG) y apoyado por la Federación Provincial de A Coruña de Asociaciones de Padres de Alumnos (Fanpa) en demanda de mejores condiciones de seguridad, reduciendo el número de alumnos por aula y aumentando el número de profesores.

Mientras tanto, a pesar del aplazamiento de una semana, ya han comenzado a asistir a clase los bachilleres de algunos centros privados, como Compañía de María, Maristas o Las Esclavas, centros concertados pero en los que el grado de Bachiller es privado. En este último centro no necesitaron hacer desdobles de aulas porque tenían espacios amplios o hicieron reformas pequeñas y lo tenían todo dispuesto. “El aplazamiento nos llegó cuando todo lo teníamos dispuesto. Es más, habríamos empezado con la Secundaria, porque sabemos que el retraso es un problema para las familias”. Pero Secundaria es concertada, así que sigue el calendario oficial de la Xunta, así que los alumnos entrarán a las clases la próxima semana.

Comentarios