domingo 29/11/20

El Puerto y la Xunta exigen al Gobierno el tren a Langosteira

Los entes creen que el problema son los fondos para la infraestructura  

Desde hace años, todos las administraciones interesadas en el desarrollo de punta Langosteira han estado de acuerdo en un punto: la conexión ferroviaria es imprescindible. Y sin embargo, nunca llega. Por eso ayer se reunieron el presidente de la Autoridad Portuaria, Enrique Losada, con la conselleira de Infraestruturas, Ethel Vázquez, y el delegado territorial de la Xunta, Gonzalo Treno, para buscar una manera de que el Gobierno de Pedro Sánchez licite la obra. Existe el temor de que el dinero sea el problema que bloquea la ejecución. 
La obra del Puerto Exterior se inició hace ya quince años, y entró en explotación hace ocho. Se sabía desde el primer momento que necesitaba esa conexión (como todos los puertos). El Ministerio de Fomento contrató el estudio informativo de la conexión en 2010 y la declaración de impacto ambiental se publicó en el BOE en junio de 2017.

Hace tanto tiempo, de hecho, que caducará en junio del próximo año si no se solicita una prorroga. “Sería tremendo que el Ministerio de Transportes dejara caducar la declaración de impacto ambiental y hubiera que volver al punto de partida”, alertó Losada. Fue la Autoridad Portuaria, de hecho, la que elaboró el proyecto constructivo de la conexión ferroviaria y lo entregó a Puertos del Estado en marzo de 2018 para que la tramitara el Adif.  

Endeudamiento 
Así que el dinero es el problema. La Autoridad Portuaria no puede costearla porque ya se endeudó con 300 millones de euros para la construcción del Puerto Exterior. Por eso Puertos del Estado (el organismo del que depende la Autoridad Portuaria y por el que debe pasar el convenio de la obra) se había comprometido a reunirse con el Adif para buscar formas de financiación 

El protocolo firmado cargaba el 50% de la obra a los Presupuestos Generales del Estado. El resto podría obtenerse de fondos europeos, pero hasta que no exista conexión ferroviaria, no se podrá trasladar la actividad petroquímica al Puerto Exterior, lo que significa que no se podrá desafectar los muelles de San Diego, por ejemplo. 

Por eso la conselleira de Infraestruturas mostró su preocupación por la falta de avances desde hace más de un año cuando ya podría estar licitado. “É unha infraestrutura que supón un clamor social, empresarial, institucional”. Y señala que existen fondos europeos y de reconstrucción que podrían emplearse en la conexión ferroviaria.

 “Va a haber operadores que no podrán trasladarse, porque las operaciones no serían rentables, además de la congestión que supondría trasladar los tráficos carretera y no por ferrocarril”, advirtió Losada, que no ocultó su preocupación por la demora.

Por otro lado, Losada no se mostró muy entusiasta por la decisión del Ayuntamiento de encargar un estudio de desarrollo de los muelles a la Universidad, sobre todo porque en María Pita no se tomaron la molestia de informarles de esta decisión. El presidente de la Autoridad Portuaria es partidario del acuerdo firmado con la Xunta el mandato pasado.

Comentarios