lunes 30/11/20

El Puerto licita la obra del cierre de Langosteira por un millón de euros

La Autoridad Portuaria sacó ayer a licitación la obra del “Proyecto constructivo del cierre perimetral de las nuevas instalaciones portuarias” por casi un millón de euros.

Imagen de la zona por la que discurrirá el nuevo cierre perimetral
Imagen de la zona por la que discurrirá el nuevo cierre perimetral

La Autoridad Portuaria sacó ayer a licitación la obra del “Proyecto constructivo del cierre perimetral de las nuevas instalaciones portuarias” por casi un millón de euros. La actuación no solo tendrá beneficios para el Puerto Exterior de Punta Langosteira sino que mejorará el entorno para el disfrute de los vecinos de Arteixo y también de A Coruña. 
En los próximos meses el Puerto comenzará a sustituir el endeble cierre que separa los terrenos de Langosteira de los de los vecinos de la localidad de Suevos. Tras el deterioro sufrido por la valla, la Autoridad Portuaria ha abierto un proceso de contratación para que una empresa se haga cargo de ejecutar el nuevo proyecto de protección y seguridad del complejo industrial. El proyecto constructivo rozará el millón de euros con IVA (la inversión base será de 861.177 euros) y ha sido redactado en colaboración con el Ayuntamiento de Arteixo. 
La empresa que resulte adjudicataria –hay de margen hasta final de mes para solicitar información– se encargará de crear un nuevo cierre que bordee los terrenos de la dársena exterior que lindan con algunas tierras expropiadas y otras que no lo fueron con un margen de ejecución de ocho meses. La institución portuaria prevé que las actuaciones “se inicien en otoño y concluyan en el primer semestre del próximo año”. El vallado actual está muy dañado tanto por cazadores como por animales –según recoge el propio documento– por lo que el enrejado actual será sustituido por una malla en paneles anclados a postes metálicos. 
Esta descansará sobre un muro de hormigón de medio metro de alto que permitirá estabilizar mejor el terreno y cerrar la propiedad privada fundamentalmente por “el importante peligro de caída que supone el poder acceder a la parte alta de un frente de cadera”. 
Continuidad con el paseo
Con independencia de los beneficios que esto supondrá para los intereses de la Autoridad Portuaria, una de las cuestiones que más valoraron en Arteixo fue la noticia de que se trabajará también en una zona para ampliar los lugares de esparcimiento de los vecinos del municipio. Por el exterior del cierre, en el espacio que también formó parte de la expropiación para la construcción de esos muelles, se aprovecharán algunos caminos ya existentes y se crearán otros para construir una senda peatonal de unos cuatro kilómetros de longitud. También está previsto reservar un punto del recorrido como mirador. 
El itinerario estará disponible para los ciclistas y los vigilantes de la Policía Portuaria, que serán los únicos que puedan circular en coche. La iniciativa vendrá a refrendar las buenas relaciones entre el Puerto y el Ayuntamiento de Arteixo, dando continuidad a las sendas municipales. l

Comentarios