lunes 21.10.2019

El Puerto inicia una nueva temporada con una escala doble y el reto de estabilizar los números de 2017

Más de 4.000 personas arribaron ayer a la ciudad a bordo de los cruceros “Queen Elizabeth” y “Oceana”

El muelle de Transatlánticos se quedó pequeño para dar cabida a los dos buques de pasaje | quintana
El muelle de Transatlánticos se quedó pequeño para dar cabida a los dos buques de pasaje | quintana

La Autoridad Portuaria y la Terminal de Cruceros estrenaron ayer una nueva temporada de tráfico de pasajeros en la que el principal reto será mantenerse en unos niveles similares a 2017, cuando A Coruña logró colocarse como “el primer puerto de la cornisa cántabro-atlántica” tanto en número de escalas como de cruceristas. El gestor del servicio, la consignataria Rubine e Hijos, avanza que el número de visitantes al municipio será bastante parejo aunque el inicio de año es un poco más flojo. Al menos ayer más de 4.000 personas arribaron a la ciudad gracias a una escala doble en plena celebración de las fiestas navideñas.
Los buques “Queen Elizabeth”,   propiedad de la empresa Cunard, y “Oceana”, de la naviera P&O, inauguraron ayer una nueva campaña de cruceros en la ciudad. Con 2.000 pasajeros el primero y 1.950 el segundo, además de los tripulantes, más de 4.000 personas tuvieron la oportunidad de conocer la zona más céntrica de la localidad. Los dos buques habían estado antes en los muelles, pero lo cierto es que en 2018 dan la bienvenida a un ejercicio especialmente complicado por las altas expectativas creadas en torno a este tipo de operaciones a lo largo de todo 2017.
Hace escasos días fuentes de la Autoridad Portuaria hacían balance indicando que por sus instalaciones habían pasado “más de 180.000 viajeros en 120 escalas” y es que los datos resultaron incluso mejores de lo que tenían previsto. El crecimiento fue del 45% en relación a 2016 y se sobrepasó con creces la anterior cifra récord de 157.000 viajeros registrada en 2013. Para los más temerosos de que la burbuja se desinfle ahora, el responsable de la Terminal de Cruceros, Luis del Moral, asegura que según los cálculos que manejan podrían tener incluso “algo más de pasajeros”.

Menos embarcaciones
Eso sí, advierte de que serán “menos barcos” pero con más capacidad los que amarren en el muelle de Transatlánticos y otras instalaciones portuarias aledañas cuando este se quede pequeño. Ayer, sin ir más lejos, una de las embarcaciones tuvo que permanecer en el Calvo Sotelo Sur durante toda su estancia.
Los puntos álgidos serán, como ya viene siendo habitual en los últimos años y como marcan las campañas naturales de las navieras, los meses de mayo y septiembre, con importantes resultados también en abril y octubre. El inicio de año, de hecho, es peor que el anterior y eso fomenta ciertas dudas de que el tráfico baje. Mientras que el año pasado en enero y febrero hubo cinco escalas, este año el dato se limitará a cuatro. La diferencia no es muy grande pero cualitativamente sí habrá variación ya que a excepción de los cruceros llegados ayer, los demás serán de muy poca capacidad con respecto al período de referencia.
El “Saga Sapphire” llegará el día 19 con 720 usuarios y el “Saga Pearl” lo hará el 12 de febrero en dirección al puerto de origen con solo 46 clientes a bordo. Por contra, en enero de 2016 incluso hubo un barco de P&O –una de las compañías que más confía en incluir A Coruña en sus itinerarios– que trajo a la ciudad a 3.500 personas, y los demás rozaban las 2.000 a excepción del “Aida Cara” con la nada desdeñable cifra de 1.339.
“Los primeros meses son flojitos pero eso no significa que vaya a ser un año peor”, incidió Luis del Moral, dejando claro que la adjudicataria del servicio ha trabajado para mantener el elevado nivel que se consiguió. l

Comentarios