martes 1/12/20

Puerto y Ayuntamiento señalan la reunión con Llorca como la clave para alcanzar un acuerdo por La Solana

La venta de los terrenos de La Solana, actualmente en manos de la Autoridad Portuaria, sigue parada a la espera de que se fije una reunión con el presidente de Puertos del Estado, José Llorca, que actúa como mediador con el Ayuntamiento.

Francisco Rodríguez, Enrique Losada, Ana María Díaz y José Salgado, ayer, en la presentación | javier alborés
Francisco Rodríguez, Enrique Losada, Ana María Díaz y José Salgado, ayer, en la presentación | javier alborés

La venta de los terrenos de La Solana, actualmente en manos de la Autoridad Portuaria, sigue parada a la espera de que se fije una reunión con el presidente de Puertos del Estado, José Llorca, que actúa como mediador con el Ayuntamiento. Las dos administraciones locales implicadas en la operación señalaron ese encuentro como la clave para retomar las negociaciones abiertas ya hace algunos meses. Por otra parte, el presidente de la Autoridad Portuaria, Enrique Losada, avanzó que “en breve” contarán con el estudio de impacto ambiental para construir el ferrocarril a Punta Langosteira.


Ni la Autoridad Portuaria ni el Ayuntamiento han vuelto a mover ficha en sus contactos para el cambio de manos de La Solana desde que se reunieron con el presidente de Puertos del Estado, José Llorca, a finales del pasado mes de enero. Ante la cancelación de la cita en tres ocasiones por problemas de agenda del que se ha erigido en mediador del conflicto, el presidente del Puerto, Enrique Losada, reconoció ayer que están a la expectativa de cuándo se fijará nuevamente el encuentro que permita desbloquear las conversaciones.


A las preguntas de los periodistas, Losada aseguró que la institución que preside “tiene una disposición absoluta para poder dar cumplimiento al mandato y consejo de otorgar un plazo de seis meses para proponer ese acuerdo del seno de esas reuniones”. Así no pudo comentar más que están a la espera de que se fije un día para negociar.


Por su parte, el alcalde, Xulio Ferreiro, también habló del asunto afirmando que confía en que el futuro de las instalaciones se vuelva a debatir antes del verano. De esta manera, tanto para unos como para otros, la visita de Llorca es clave para acabar con la paralización que sufre el asunto.
De hecho, Ferreiro rechazó ayer realizar ningún movimiento de carácter institucional antes de que se produzca ese intercambio de pareceres con la presencia y colaboración de Llorca.


Dos fases solapadas
Al margen de esta cuestión, Losada comentó que pronto se cerrarán dos fases vinculadas a la conexión por ferrocarril al Puerto Exterior de Punta Langosteira. “Está a punto de aprobarse la declaración de impacto del estudio informativo y, en paralelo, estamos con la redacción del proyecto de ejecución; después del verano lo tendremos”, anunció.

Una vez se cierren esos procesos, que se han solapado en el tiempo para evitar nuevos retrasos del plan –Losada recordó que el estudio informativo se dilató entre siete y ocho años–, habrá que aclarar el complejo asunto de la financiación de las obras.

“Esperemos que tanto la disposición de Puertos del Estado como del Ministerio de Fomento posibiliten poder ejecutarlo pero nos gusta dar las cosas por etapas”, avisó, con precaución.

Preguntado por la posible inclusión de una partida económica para el tren en los Presupuestos Generales del Estado para 2018, el representante de la administración aclaró que materializar el proyecto no depende tanto de esta cuestión. Desde la constitución del fondo ferroportuario, del que A Coruña es miembro, se ponen fondos a disposición de puertos con proyectos para incluir el servicio ferroviario.

Sin embargo, ese dinero tiene el carácter de un préstamo y no es lo que más necesita ahora la Autoridad Portuaria, que todavía tiene pendiente el pago de una factura de 300 millones de euros por la construcción de la dársena de Punta Langosteira.

“El problema que tiene el Puerto es que económicamente está en una posición buena, porque el año pasado se consiguió anticipar seis años los números negros, pero financieramente su posición no es buena”, subrayó. A este respecto, lamentó que quizá “haya quien no lo quiera entender”, tal vez en referencia a la petición de que La Solana se ceda de manera gratuita al Consistorio.

Losada insistió en que con una facturación de 25 millones anuales deben afrontar los 300 pendientes y la mejor posibilidad que encuentra para que el tren llegue al nuevo muelle es “que se proponga alguna alternativa en el seno del Ministerio de Fomento”.

Más de dos millones
Al margen del nuevo servicio que está pendiente de implementar, el presidente de la Autoridad Portuaria se mostró muy satisfecho por la evolución de los tráficos en el exterior de la ría.

Desde su punto de vista, al cierre de este año se deberían sobrepasar los dos millones de toneladas movidas. “Es un crecimiento muy importante pensando, sobre todo, en la tipología de tráficos que hay”, dijo, y aludió también a la futura mudanza de Repsol.

Comentarios