El proyecto de peatonalización de la Ciudad Vieja se presentará en mayo

El Ayuntamiento insiste en que antes de que finalice el primer semestre de este año, la peatonalización de la Ciudad Vieja será una realidad. A

El proyecto de peatonalización de la Ciudad Vieja se presentará en mayo
Los vecinos se reunieron el martes para preparar una lista de cuestiones que entregaron ayer | patricia g. fraga
Los vecinos se reunieron el martes para preparar una lista de cuestiones que entregaron ayer | patricia g. fraga

El Ayuntamiento insiste en que antes de que finalice el primer semestre de este año, la peatonalización de la Ciudad Vieja será una realidad. Así se lo dijo el concejal de Regeneración Urbana, Xiao Varela, a las asociaciones de vecinos y comerciantes con las que se reunieron ayer, y prometió que presentarán el proyecto “entre finales de abril y principios de mayo”, según el portavoz de los vecinos, Pedro Roque, que reconoció haber salido de la reunión más tranquilo de cómo entró.
Los vecinos del casco antiguo llevan años esperando la peatonalización, que supondrá la desaparición de los coches de la Ciudad Vieja: “Está todo contemplado, pero es un acuerdo amplio y global, porque no somos solo nosotros”. En la reunión, el Gobierno local, también representado por Jorge Cao, director de Movilidad y Regeneración Urbana, también destacó que mantienen negociaciones con el asilo de la Tercera Edad que se encuentra dentro de la Ciudad Vieja, así como la Fuerza Logística Operativa, que tiene su sede en el palacio de la Capitanía, así como el Colegio de los Dominicos o la Hípica, entre otros.
“Habrá que hacer más modificaciones porque cambiará toda la circulación por O Parrote y A Maestranza –adelantó Roque– pero tienen bastante contemplado los problemas de accesibilidad que preocupan a los vecinos”.
Algunos flecos

Muchos de ellos son gente ya mayor, así que necesitan el coche para llegar hasta su casa, algo que podrán hacer, según el Gobierno local. “Quedan algunos flecos, pero está todo bien atado”, comentó Roque. Desde hace años, su asociación ha negociado para obtener las plazas de aparcamiento necesarias, unas 300, según su cálculos.
Aun así, Adolfo López, portavoz de los comerciantes, apunta que el Gobierno local todavía no ha respondido a sus principales demandas: una de ellas es la ORA, que quieren que se implante en los alrededores del casco antiguo, porque sostienen que la mayor parte del aparcamiento es zona blanca y está ocupado durante todo el día por trabajadores. “La Maestranza está siempre llena, desde las ocho de la mañana, así que no hay rotación”, señala. También será necesario mejorar la señalización en las calles más cercanas, para evitar las confusiones entre los visitantes. Por delante aún quedan muchas reuniones.