jueves 26/11/20

La protesta por las obras en el Ramón de la Sagra llega a la sede de Educación

Una representación de los padres que rechazan enviar a sus hijos al colegio Ramón de la Sagra por la retirada de amianto se manifestó ayer junto a los menores delante de la delegación de la Consellería de Educación para reclamar que se paralicen las obras.

Los padres, junto a algunos de los menores, protestaron ante Nuevos Ministerios	patricia g. fraga
Los padres, junto a algunos de los menores, protestaron ante Nuevos Ministerios patricia g. fraga

Una representación de los padres que rechazan enviar a sus hijos al colegio Ramón de la Sagra por la retirada de amianto se manifestó ayer junto a los menores delante de la delegación de la Consellería de Educación para reclamar que se paralicen las obras. Los padres entregaron en el registro las justificaciones de ausencia a las clases y posteriormente presentaron una denuncia ante la Fiscalía.
“Consideramos que los trabajos se están llevando a cabo desoyendo lo solicitado por una gran parte de los padres de alumnos de este centro, y también las indicaciones de la Valedora do Pobo, quien ha dejado claro que el alumnado no debe estar en el centro durante las obras, y que no podrá incorporarse al mismo sin una medición actualizada de concentración de fibras de amianto ambiental”, aseguran los padres en los justificantes que presentaron ayer en el registro, adjuntando una copia dirigida al colegio.
Además, añaden que los 450 estudiantes del centro “han estado soportando situaciones insalubres” propias de trabajos como los que se está llevando a cabo en el Ramón de la Sagra y concluyen que “el derecho de nuestro hijo a no estar expuesto a riesgos para su salud derivados de las obras está por encima del derecho a su educación”.
A pesar de que no contaban con datos exactos, el lunes faltaron algunos alumnos a las clases y ayer el número de ausencias fue “importante”, explican. Desde el centro les avisaron antes de ayer de que no adelantarían materia para que no se cree una descompensación entre los que asisten y los que no, principalmente porque estos segundos son más.

más acciones
La decisión de llegar hasta el final en esta cuestión por parte de los padres volvió a quedar patente ayer cuando presentaron una denuncia ante la Fiscalía.
Así, esperan que esta cuestión sea atendida por parte del Juzgado de Menores y el de Guardia. “La consellería tiene la potestad de mandar las obras a verano o de hacer una parada del centro, pero dicen que vayamos con los niños que no pasa nada”, explican resignados los padres de los alumnos. Asimismo esperan que la resolución sea rápida, ya que muchos han pedido vacaciones u horas libres en sus trabajos para atender a los menores.

Comentarios