sábado 16/1/21

Protección Civil recluta a motoristas para repartir comidas a domicilio

Los miembros de Moteros Acción Solidaria realizan una media de 50 repartos desde 
hace quince días
Motoristas en la sede de Protección Civil, preparándose para hacer un reparto | pedro puig
Motoristas en la sede de Protección Civil, preparándose para hacer un reparto | pedro puig

En el mes y medio que dura ya el confinamiento, la necesidad no ha dejado de apretar, sobre todo en lo que respecta a cubrir las necesidades básicas. La red social de A Coruña ha tenido que esforzarse por abastecer a las personas en riesgo de exclusión social de bienes tan básicos como la comida. No solo entidades como la Cocina Económica o el Banco de Alimentos, sino el propio Ayuntamiento a través de Protección Civil. Los voluntarios tenían tantos pedidos que han reclutado a su vez a los miembros del Moto Club Moteros Acción Solidaria, que se encargan de repartir una media de 50 comidas diarias.

“Repartimos más los fines de semana, porque casi todos somos empresarios y autónomos y no disponemos de todo el tiempo libre para hacer esto”, dicen. En total, son doce los motoristas del club que se dedican a estos menesteres. “Uno de los voluntarios de Protección Civil, Federico de la Fuente,  es miembro del moto club, y nos dijo que creía que podíamos echar una mano y le dijimos que no había ningún problema”, explica el presidente de la asociación, José Francisco Aradas, “Gugui”. Además, muchos se encuentran en un estado de inactividad forzosa, lo que sin duda contribuyó a animarles a realizar esta colaboración de manera altruista. “Yo tengo negocios de hostelería y alimentación, y la hostelería la tengo totalmente cerrada”, explica Aradas.

Ya llevan quince días realizando este servicio. “La experiencia es muy buena, nos sentimos bien. A los que no pueden abrir se la llevas al piso, siempre guardando un poco las distancias, pero la gente lo agradece mucho”, explica Gugui.  

Sin fecha de finalización

Con la llegada de la desescalada, los motoristas no tienen previsto interrumpir su acción solidaria. En parte, porque muchos de ellos no saben cuándo podrán reincorporarse a sus puestos de trabajo. “En la hostelería nos dejan abrir pero con muchas limitaciones, y por lo que he hablado con la gente, no tienen pensado abrir”, dice el presidente del moto club. Así, de momento, seguirán ejerciendo de repartidores solidarios.   

“Mientras dure el estado de alarma, nosotros estaremos ahí. No nos cuesta nada, se hacen cinco visitas al día, y eso tampoco es un sacrificio”, señala Aradas.

Moteros Acción Solidaria existe desde hace siete años y cuenta con 28 miembros. “Hace poco, añadimos uno nuevo. Necesitamos gente que ayude, porque hacemos recogida de alimentos en centros comerciales o damos vueltas a niños. Llevamos a los de Aspace (asociación de parálisis cerebral) una vez y uno de ellos me dijo: ‘No sé si volveré a hacer esto, pero voy feliz’”, dice.

Comentarios