viernes 25/9/20

Un prostituto apuñala a su cliente tras discutir por el pago

Según fuentes policiales, el problema surgió a la hora del pago: habían estado juntos toda la noche y al día siguiente, el cliente se negó a abonar lo que pedía el prostituto.

La sangre marcaba el lugar de la agresión	javier alborés
La sangre marcaba el lugar de la agresión javier alborés

Según fuentes policiales, el problema surgió a la hora del pago: habían estado juntos toda la noche y al día siguiente, el cliente se negó a abonar lo que pedía el prostituto. Los testigos sitúan el suceso alrededor de las nueve y media de la mañana. “Entre las nueve y media y las diez menos cuarto”, concreta uno. Las fuentes policiales no aclaran si el problema era que el cliente estaba insatisfecho con el servicio o si fue porque el trabajador del sexo, un subsahariano, insistía en pedirle más de lo pactado, pero lo cierto es que la discusión subió de tono. Le siguió de un intercambio de gritos que alertaron a toda la comunidad de que algo estaba pasando y, finalmente, acabó a cuchilladas, sufriendo el cliente un tajo en un brazo. “Se trata de una herida defensiva, su vida no corre peligro”, apuntaron las mismas fuentes. 
Tras conseguir herirle, el subsahariano se dio a la fuga, mientras su cliente y víctima llamaba a los servicios de emergencia. Al lugar de los hechos, la céntrica calle de médico Rodríguez, acudieron en un primer momento efectivos de la Policía Local así como una ambulancia del 061, pero rápidamente se desplazaron también agentes de la Nacional, de la Brigada Científica, para recoger las pruebas. Según los testigos, se llevaron dos cuchillos del escenario del delito, uno de ellos teñido de la sangre de la víctima.

confusión
La misma sangre se había derramado en el descansillo, como pudieron comprobar después los vecinos. La mayoría no sabía qué había ocurrido, pero el reguero de sangre que salpicaba el pasillo dejaba claro que había sido un suceso violento lo que había tenido lugar en una comunidad que los vecinos definen como muy tranquila. “Aquí nos conocemos todos y nunca había pasado nada como esto”, señala una vecina, mientras otras se acercaban a interesarse por lo que había sucedido. 
Al parecer, la víctima y su supuesto agresor no se conocían. “Se lo trajo esa misma noche, de un local donde lo había conocido”, señala un agente. En todo caso, el sospechoso todavía no había sido identificado horas después de que hubiera tenido lugar el suceso, aunque esperaban localizarlo a corto plazo.

Comentarios