sábado 28/11/20

Los promotores coruñeses solo tendrán ayudas para construir edificios destinados a alquiler

La Asociación de Promotores Inmobiliarios de A Coruña (Aproinco) y el sector en general no dejan de analizar los nuevos artículos de la recién aprobada ley de vivienda estatal.

En la ciudad hay en marcha algunos edificios que contaban con licencias desde hace unos años | pedro puig
En la ciudad hay en marcha algunos edificios que contaban con licencias desde hace unos años | pedro puig

La Asociación de Promotores Inmobiliarios de A Coruña (Aproinco) y el sector en general no dejan de analizar los nuevos artículos de la recién aprobada ley de vivienda estatal. Aunque todavía no se ha establecido la aplicación en Galicia, los constructores asumen que no podrán aumentar sus ventas en la ciudad y el resto del área metropolitana porque no existirán las ayudas a los compradores en municipios de más de 5.000 habitantes, pero creen que una buena opción puede ser edificar nuevas promociones para destinar al alquiler, ya que de este modo podrían obtener un apoyo directo por parte de la Administración central.

Aquellos promotores coruñeses que estén dispuestos a levantar nuevos edificios en la comarca para arrendar los pisos en vez de venderlos –siempre y cuando consigan licencia, dado que en la ciudad no está resultando tan sencillo en los últimos años– tendrán la posibilidad de pedir ayudas económicas al Gobierno estatal. Así lo estipula la nueva ley de vivienda en uno de sus apartados y es algo que ven bastante bien desde la Asociación de Promotores Inmobiliarios de A Coruña.

En cierto modo esta medida puede interpretarse como un premio de consolación después del giro que dieron las subvenciones directas a la ciudadanía para adquirir una casa, que ahora solo serán viables en municipios de la comarca de Betanzos, como Coirós, Aranga, Vilarmaior o Vilasantar, por ejemplo, por tener menos de 5.000 habitantes. Sin embargo, dentro de lo que cabe el sector la ve con buenos ojos. “Todo lo que sean ayudas son bienvenidas, sean para el alquiler o la venta”, indica el secretario general de la agrupación, Juan José Yáñez. Es cierto que a los empresarios coruñeses no les gustaron algunos cambios con respecto a lo que se había ido negociando en los sucesivos borradores pero cualquier política que ayude a remontar a la construcción es entendida como positiva después de muchos años de crisis.

Posible bajada de precios
Además, quizá el que se construya para destinar los edificios al arrendamiento implique también una caída de las tarifas que se negocian ahora en A Coruña y que han ido creciendo de forma muy importante debido, según indicaban desde Aproinco en este mismo diario hace escasos días, a que la gente necesita donde vivir y el Ayuntamiento no ha facilitado los permisos para levantar nuevos inmuebles a pesar del interés de las empresas.

Yáñez, que recalca que el documento estatal aprobado se dirige, sobre todo, a potenciar el alquiler y la rehabilitación –y, como mucho, a fijar población en el rural–, comenta que la figura del alquiler con opción a compra tan extendida en A Coruña desaparecerá con las medidas implantadas por el Estado. Y es que para acogerse a cualquiera de los programas de impulso económico, los promotores deberán comprometerse a mantener durante “un mínimo de 25 o 40 años, dependiendo del programa” sus pisos en el mercado del alquiler.

“El Gobierno está intentando potenciar el alquiler profesional como sucede en otras zonas de Europa y habrá empresas que decidan gestionar así” las casas, afirma el representante de Aproinco. Si bien es cierto que todavía no hay datos concretos, sí entiende que podría haber interés por parte de algunas compañías una vez se aclaren todos los entresijos de cada pata de las subvenciones.
En este sentido, incide en que ahora el fomento de la compra se “ha reducido de manera extraordinaria”, lo que para ellos supuso una “mala noticia porque se habían generado muchas expectativas” en los negocios.

Comentarios