sábado 5/12/20

Las promotoras retoman la construcción de los dos últimos edificios de Náutica

El futuro polígono residencial de Náutica parece haber salvado todos los escollos que se ha topado en el camino en los últimos años para convertirse en una realidad. Después de que la Concejalía de Regeneración Urbana diera marcha atrás con su intención de recurrir

Los obreros ya trabajan a pleno rendimiento en las cuatro promociones de viviendas que se habían planificado para el polígono residencial junto al mar | patricia g. fraga
Los obreros ya trabajan a pleno rendimiento en las cuatro promociones de viviendas que se habían planificado para el polígono residencial junto al mar | patricia g. fraga

El futuro polígono residencial de Náutica parece haber salvado todos los escollos que se ha topado en el camino en los últimos años para convertirse en una realidad. Después de que la Concejalía de Regeneración Urbana diera marcha atrás con su intención de recurrir a la caducidad de las licencias con los dos edificios más avanzados, ahora parece haber decidido dar permiso para que las otras dos empresas que resultaban perjudicadas sigan adelante con sus promociones. Al menos así lo reflejan los trabajos que se han retomado en sus solares.

Promociones Bermúdez y López y E2 Desarrollos Urbanos han vuelto a la faena para levantar las dos torres de viviendas que habían programado en Náutica y para las que contaban con licencia desde 2013. Después de semanas de polémica, a finales del pasado mes de marzo el Ayuntamiento canceló dos de los cuatro expedientes de caducidad que tenía previsto aplicar en Náutica y permitió que continuase la construcción de los inmuebles cuya estructura estaba casi acabada, pero no explicó qué ocurriría con las otras dos solicitudes tramitadas en positivo.

Aunque ayer ante las preguntas de este diario al respecto el Gobierno local no se pronunció, una constructora y la comercializadora que se encarga de colocar en el mercado las viviendas de la otra aseguraron haber reiniciado los proyectos para poder tener los pisos listos para entrar cuánto antes. De hecho, una de las firmas aseguró, incluso, que las tareas de adecuación de los terrenos no llegaron a pararse nunca.

Lo cierto es que sí lo hicieron, incluso aquellas que estaban más adelantadas durante unas semanas en las que reinó la confusión por el anuncio del concejal Xiao Varela sobre la intención de su departamento de dar marcha atrás a lo que se había avanzado hasta el momento. No obstante, ayer estaba completa la estructura de dos de los inmuebles y se apreciaban los movimientos de tierra iniciales y las operaciones con una grúa de grandes dimensiones en las otras dos parcelas comprendidas en los terrenos ubicados entre el estadio de Riazor y el mar. La actividad no cesa y mientras unas constructoras comentan que cuentan con permiso de nuevo y buscan el lugar para los pilares de los pisos, otras cierran los esqueletos con ladrillo o colocan ya tuberías y demás elementos para hacer posible la habitabilidad de las propiedades.

Interés de la ciudadanía
Tanto es así que la compañía inmobiliaria con la que ha contado E2 Desarrollos Urbanos ha instalado ya una caseta de ventas que trabaja a pleno rendimiento atendiendo a ciudadanos interesados en mudarse a la zona. En la planificación se contempla que ese traslado pueda realizarse después de “octubre de 2018”, para cuando está programado el fin de todas las actuaciones.

En el caso de la otra promotora también se están recuperando las operaciones de compra-venta sobre plano. Tanto es así que a estas alturas, y a pesar de las incertidumbres pasadas, “ya está vendida la mitad de la obra”. Una de las características que ha trascendido es que los apartamentos de las cuatro compañías compartirán un mismo garaje.

Comentarios