jueves 26/11/20

“El profesor ahora se convierte en un coach que guía el aprendizaje de sus estudiantes”

Óscar Abellón:  Director del colegio de los Escolapios en Soria

Óscar Abellón dirige el colegio de los Escolapios en Soria, famoso por tener los mejores resultados académicos a nivel nacional. Con motivo de una visita al centro homólogo en A Coruña –Calasanz–, explica el modelo que les llevó al éxito, en el que la proactividad del alumno es protagonista.

Óscar Abellón impartió un cursillo en el colegio Calasanz de A Coruña 	javier alborés
Óscar Abellón impartió un cursillo en el colegio Calasanz de A Coruña javier alborés

Óscar Abellón dirige el colegio de los Escolapios en Soria, famoso por tener los mejores resultados académicos a nivel nacional. Con motivo de una visita al centro homólogo en A Coruña –Calasanz–, explica el modelo que les llevó al éxito, en el que la proactividad del alumno es protagonista.

¿Cómo fue la visita al centro?
El punto más interesante y agradable es comprobar el proceso de evolución que está experimentando con un profesorado y una dirección comprometida con la comunidad educativa. Veo una transformación para que el alumnado esté muy preparado para lo que le va a exigir el siglo XXI. Lo más importante es formar a los alumnos adelantándose a lo que se van a encontrar cuando terminen su período en el centro. Gran parte de las profesiones que existen van a desaparecer y las dos facetas más demandadas en el ámbito laboral van a ser la de trabajar con información que no se conoce y resolver problemas no estructurados, por lo que tienen que estar muy preparados para desarrollar el ingenio y la creatividad. Eso obliga a cambiar el modelo pedagógico; antes se insistía en la memorización de contenidos y ahora no es tan necesario como el trabajo en equipo, que los alumnos desarrollen el pensamiento crítico o el liderazgo.

El centro que dirige es un referente en cuanto a resultados. ¿Cuál es la fórmula del éxito?
Centrar el aprendizaje en el alumno. Debe estar aprendiendo e investigando para dar respuesta a un problema real, eso ayuda a lograr una mayor motivación. Salvar esas dificultades es un paso importante para lograr un cambio en las competencias que desarrollan los alumnos. Esto se consigue con metodologías que permiten que el aprendizaje se centre en el alumno. El papel del profesor cambia, les acompaña en su proceso de aprendizaje, se convierte en un coach de sus alumnos que guía el aprendizaje. No le da la solución a los problemas, le ayuda a encontrarlas y le orienta para que sea capaz de descubrir las herramientas y conceptos necesarios. Trabajar la creatividad es fundamental porque la sociedad nos lo exige y tiene que estar presente en la escuela. Otro elemento que ayuda mucho a este cambio es la aplicación de la neurociencia al ámbito educativo.

Entonces lo que se busca es que el alumno sea proactivo.
Sin ninguna duda, al final el profesor se convierte en un guía que orienta al alumno, que tradicionalmente recibía toda la información del profesor, pero los avances a nivel social han provocado muchos cambios y lo importante no es cuánta información acumulas, sino tener destreza para localizarla y saber seleccionar lo que es importante, ahora lo difícil es el acceso a la información buena, y finalmente aplicarla a otros contextos, el modelo va principalmente en esa línea.
¿Ve posible implantar este modelo a nivel general?
Lo más importante es la formación del profesorado. Las universidades tendrían que adaptarse a los cambios y aportar una formación mucho más actualizada a los futuros maestros. Tal y como están las cosas es muy necesaria una estrategia muy eficaz desde las direcciones de los centros para lograr la mejor formación posible de los profesores. El abanico de metodologías es muy amplio, por lo que requiere un esfuerzo importante de formación. Para eso se necesita profesorado comprometido y abierto al aprendizaje, que salga de su zona de confort. Formación, apertura a lo nuevo y tener muy claro que los problemas en el ámbito educativo no los van a resolver las leyes, sino aquellos que están a pie de aula a diario, son las claves. Dotar a los centros de mayor autonomía sería clave para lograr mejores resultados. No es que lo diga yo, sino que el informe PISA tiene en cuenta estas circunstancias y los centros con mayor autonomía tienen mejores resultados. También se ve que no se obtienen mejores resultados cuanto más dinero se invierte, sino cómo lo haces. 

¿Hay que convencer a los padres de los beneficios de este nuevo modelo?
Por supuesto, cuando se realiza cualquier cambio todos estamos muy a la defensiva y más las familias con la educación de sus hijos. Nosotros incorporamos una escuela de padres en la que impartimos la misma formación que a otros claustros para que conozcan las metodologías. Así conocen los beneficios que aportan la estimulación temprana, el aprendizaje cooperativo o el trabajo por proyectos. Si el alumno llega a casa y sus padres le resuelven el problema o lo mandan a una academia, nos hemos cargado dos semanas de trabajo. 

¿Qué piensa de la Ley Lomce?
Se necesita desde todos los sectores un pacto educativo y un modelo estable, no se puede hacer política con la educación. En segundo lugar quienes formulan las leyes tienen que escuchar al profesorado. n

Comentarios