lunes 14.10.2019

Las dos principales aerolíneas de Alvedro recortan oferta pese al gran número de viajeros que ganaron

Alvedro inicia el año sin que esté previsto implementar ninguna nueva ruta ni oferta extra pero lo hace rodeado de polémica entre los usuarios por las estrategias de las aerolíneas.

Alvedro ya dispone de una nueva imagen en la zona de filtros
Alvedro ya dispone de una nueva imagen en la zona de filtros

Alvedro inicia el año sin que esté previsto implementar ninguna nueva ruta ni oferta extra pero lo hace rodeado de polémica entre los usuarios por las estrategias de las aerolíneas. A pesar de que 2016 fue, según AENA, un año de récord en cuánto al pasaje, las dos principales compañías que operan en el aeropuerto responden con malas noticias a la fidelidad. Iberia ha recortado distintas frecuencias a Madrid a pesar de que los viajeros entre A Coruña y la capital le han permitido crecer un 17% en los últimos tres años, mientras que Vueling encarece los billetes estivales a Barcelona y despidió Bilbao sin estudiar otros horarios más operativos obviando que en los últimos cuatro años ha logrado 100.000 pasajeros más.
Poco importa el servicio al pasajero frente a las cifras económicas. Así parecen demostrarlo Iberia y Vueling, que en las últimas semanas han dejado un reguero de pérdidas para la terminal de Alvedro. La más criticada desde distintos sectores –incluso desde el Ayuntamiento y la dirección de la infraestructura– ha sido Iberia, que en estos meses reducirá los vuelos de su puente aéreo entre Madrid y A Coruña, suspendiendo incluso algunos de última hora que restan posibilidades al pasaje de negocios.
La decisión de reducir oferta en esta época es habitual pero este año el tijeretazo ha sido mayor, algo que no perdonan colectivos como los trabajadores del aeródromo. Cuando se analizan las cifras de la compañía en la terminal, a los expertos todavía se les antoja más inconcebible la reducción de frecuencias.

un 17% más
Y es que gracias a la fidelidad de los viajeros entre las dos ciudades –y a pesar de la competencia que ejerce Air Europa (Globalia) en la misma ruta– Iberia no ha parado de crecer en la instalación. Si bien es cierto que la delantera la lleva Vueling por contar con distintos destinos y no tener competencia en los mismos, entre 2014 y 2016 Iberia incrementó en un 17% sus usuarios en A Coruña.
Al cierre del pasado ejercicio 336.173 personas habían confiado en la empresa para trasladarse, y ello sin contar a aquellas que teniendo como punto de salida o destino A Coruña fueron desviados por cuestiones meteorológicas.
De hecho, Iberia llegó a cancelar algunos vuelos antes de salir de Madrid para evitar los gastos derivados del cambio de rumbo.
Pese a esta práctica, el pasaje no mermó y ahora la aerolínea responde con un recorte cuando la ocupación de sus aviones baja un poco a pesar de que la falta de variedad de horarios va a perjudicar a muchos.
Por su parte, Vueling –con el apoyo del Gobierno municipal– optó por hacer desaparecer la conexión con Bilbao pese a que la confianza de los usuarios de Alvedro ha permitido que todavía no haya tocado techo a nivel de pasaje. En los últimos cuatro años prácticamente aumentó en 100.000 pasajeros sus cifras, para situarse al despedir 2016 en las 447.968 personas.
Pero esta cuestión parece no haber convencido a la compañía para intentar establecer unos horarios más competitivos al País Vasco. Hace escasos días el concejal del área, Alberto Lema, reconocía que para tener este vuelo era preciso que existiesen dos frecuencias diarias, por la mañana y por la noche, para permitir un tráfico de negocios.

posible discriminación
Pero la noticia que más estupor y malestar ha generado entre los coruñeses, es la que reveló la Sociedad para el Desarrollo del Aeropuerto de Alvedro sobre los precios a Barcelona este verano y que ayer mismo reconocía la propia empresa en su cuenta de Twitter.
Decenas de personas criticaron en Twitter a la única aerolínea con convenio municipal porque la falta de competencia ha provocado que multiplique por algo más de cuatro los costes de viajar a la ciudad condal desde Lavacolla o Peinador. Es decir, el precio más barato de un asiento que se encuentra desde A Coruña asciende a 124,99 euros, mientras que en Santiago y en Vigo ofrece lo mismo por 29,99 euros. Además, en estos dos últimos casos, se podría volar con Ryanair por 22,41 euros.

Comentarios