viernes 4/12/20

El primer incendio forestal del verano arrasa un campo en Bens

Los bomberos tuvieron que acudir hasta en dos ocasiones para apagar un fuego que se había declarado en un vertedero incontrolado en Bens, en las inmediaciones de la chatarrería Mata,

El terreno afectado abarcaba cuatrocientos metros cuadrados, según los bomberos | javier alborés
El terreno afectado abarcaba cuatrocientos metros cuadrados, según los bomberos | javier alborés

Los bomberos tuvieron que acudir hasta en dos ocasiones para apagar un fuego que se había declarado en un vertedero incontrolado en Bens, en las inmediaciones de la chatarrería Mata, según informaron desde el parque de A Grela. Aunque en un principio no parecía un incendio importante, su extinción obligó a los bomberos a emplear 12.000 litros de agua para apagarlo. En total, ardieron 400 metros cuadrados de terreno, casi todo monte bajo con algunos árboles, en lo que se considera el primer incendio forestal de la temporada veraniega.
Según el dueño de la finca, Joaquín Quintela, el fuego lo habría producido él mismo al tratar de limpiar la basura que habían arrojado en ella. Cuando se fue, pensó que no prendería, pero a las once se dio la alarma y los bomberos acudieron, precedidos de un coche patrulla del 092. Mientras el viento transportaba el olor del humo hasta la ciudad, en un primer momento, los bomberos sofocaron el incendio y se retiraron sin más incidencias, cuando las llamas habían consumido un pequeña extensión de terreno.
Segunda alarma
Sin embargo, a las tres y media de la madrugada, la alarma volvió a activarse en el parque de A Grela. “Probablemente, una brasa avivada por el viento”, opinó un bombero. En todo caso, los servicios de emergencia se vieron obligados a actuar de nuevo y, tras más de una hora de esfuerzos, consiguieron sofocar el fuego, que afectaba a una empinada ladera cercana a una carretera.
El terreno calcinado todavía humeaba al día siguiente, pero la lluvia que cayó el mediodía acabó por sofocar cualquier rescoldo que pudiera haber resistido bajo la ceniza, poniendo fin a lo que se considera como el primer incendio forestal de la temporada. La razón del escaso número de fuegos es el mal tiempo y las bajas temperaturas que han predominado hasta el comienzo del mes de julio.

El mayor incendio en 2015
Las zonas con más monte y, por tanto, con una probabilidad mayor de ser el escenario de un incendio forestal, son, además de Bens, A Zapateira y Feáns, pero fue en Bens donde tuvo lugar el mayor incendio forestal de los últimos años, que se parece en algunos aspectos al que se produjo ayer. Fue en agosto de 2015: las llamas aparecieron de madrugada y también se localizaron en los alrededores de la chatarrería Mata. Pero la superficie quemada fue mucho mayor. Se calcula que el fuego consumió veinte hectáreas y llegó a los alrededores del poblado de Bens. Bomberos municipales y brigadas forestales lucharon toda la noche de lucha contra las llamas. Sin embargo, el fuego se reavivó al día siguiente de forma intencionada (se detectaron tres focos distintos).
El año pasado el mayor incendio forestal fue el que arrasó tres hectáreas de monte junto a la rotonda de Marineda City y obligó a evacuar a los cuatro empleados de una tienda de pinturas, Valentine CIN. El suceso tuvo lugar el 18 de julio, comenzó alrededor de las cuatro de la tarde y provocó una enorme columna de humo. En esta ocasión, el origen fue accidental: un operario que empleaba el soplete para hacerse soldaduras en un anuncio monopodo generó chispas que prendieron la maleza.

Comentarios