Las previsiones de unas mareas muertas avivan las expectativas para San Juan

La fiesta más importante del verano se acerca y el público mira las previsiones con ansiedad. Al revés que el año pasado, la Noche de San Juan no se verá enturbiada

Las previsiones de unas mareas muertas avivan las expectativas para San Juan
La Policía Local tuvo que despejar las playas antes de tiempo el año pasado | javier alborés
La Policía Local tuvo que despejar las playas antes de tiempo el año pasado | javier alborés

La fiesta más importante del verano se acerca y el público mira las previsiones con ansiedad. Al revés que el año pasado, la Noche de San Juan no se verá enturbiada por unas mareas vivas: el pronóstico es que apenas suba el nivel del agua, por lo que todo hace esperar una noche tan larga como mágica en los arenales coruñeses. La única incógnita es si el cielo se portará también como el mar o si la lluvia aguará las hogueras.

El año pasado, el Ayuntamiento se vio obligado a adoptar precauciones extraordinarias por las mareas vivas, que dejaron casi sin playa. La pleamar llegó a las cinco de la madrugada, lo que obligó a adelantar todo el programa y a dejar los arenales despejados mucho antes de tiempo.
En este caso no será así: apenas habrá diferencia entre la pleamar y la bajamar, así que la fiesta finalizará a las seis y media, cuando la Policía Local comiencen a ordenar el desalojo de la playa. Lo único que tendrá en común el San Juan de este año con el del pasado es que volverán a hacer acto de presencia los carteles que señalan el nivel que alcanzará la pleamar. No se trata de una medida de seguridad, sino más bien medioambiental, par impedir que la marea arrastre la basura.
Pronóstico meteorológico

El único punto que queda por definir es si lloverá o no. Las previsiones a largo plazo no son lo suficientemente precisas como para estar seguro, y solo hablan de una atmósfera inestable. Solo se podrá hacer una previsión certera a partir del martes, así que muchos mantienen los dedos cruzados.
Por lo demás, el dispositivo será muy similar al de años anteriores, y en él participarán efectivos de Cruz Roja, Protección Civil, Policía Local y Bomberos, además de numerosos voluntarios para velar por que no se produzcan incidentes.