martes 1/12/20

Sobre el presunto parricida pesó una orden de alejamiento hasta 2013

A pesar de que hacía siete años que M.J.M.M. se había divorciado de su mujer, la relación  seguía siendo muy tensa. De hecho,  según el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG)

El ayuntamiento de Oza-Cesura lucía las banderas a media asta con motivo de la muerte del menor en su municipio |   pedro puig
El ayuntamiento de Oza-Cesura lucía las banderas a media asta con motivo de la muerte del menor en su municipio | pedro puig

A pesar de que hacía siete años que M.J.M.M. se había divorciado de su mujer, la relación  seguía siendo muy tensa. De hecho,  según el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG), tuvo una orden de alejamiento de la madre del menor en vigor hasta 2013 y había sido denunciado por esta por amenazas en las redes sociales, cargo que nunca pudo probarse. Al parecer, el detenido le había amenazado con hacerle daño donde más dolía.   

La concejala de Igualdad y de Seguridad Ciudadana, Rocío Fraga, se hizo eco de esta información al señalar que una de las peores cosas que pueden ocurrir en el contexto de la violencia de género, es “esa maneira en que algúns pais utilizan aos nenos e nenas para atacar as nais, e máis cando se trata dun menor tan pequeno”. Por eso reclamó que el caso se califique por el juzgado como “violencia machista” .

Fraga añadió que el Ayuntamiento ha puesto a disposición de la madre y los familiares “todos os servizos que sexan necesarios nestes días críticos, tanto a nivel de servizos sociais como os vinculados a igualdade e violencia de xénero”. 

“Feito circunstancial” 
Por su parte, Pablo González Cacheiro, el alcalde de Oza-Cesuras, municipio donde apareció el cadáver del niño, manifestó su desolación por la noticia y recordó que se trata de un “feito circunstancial” (en el municipio)  ya que la familia es de A Coruña. Para Cacheiro, ese punto es muy importante, e insistió en él en varias ocasiones: “Parecer ser que o pai ten vinculación con Oza pero foi un incidente desafortunado que correra esa desgracia aquí”. El alcalde reconoció sentirse afectado: “Foi unha locura desde primeira hora. Para min foi un golpe terrible porque a miña filla ten once anos. É un feito que impacta e a xente está moi preocupada. Cómo se pode cometer iso?”.

Por su parte, la Xunta emitió un comunicado oficial en el que expresaba “a súa máis enérxica condena e repulsa” ante esta muerte y recuerda que el caso todavía está siendo investigado, así que es necesario esperar a la confirmación oficial de que se considera este como un nuevo caso violencia de género. l

Comentarios