• Domingo, 23 de Septiembre de 2018

El precio medio de las habitaciones de hoteles se desploma un 7% este verano

El propio Consorcio de Turismo reconocía hace unas semanas que la afluencia de turistas a A Coruña ha caído este verano, eso sí siguiendo una tónica general que se ha instaurado en todo el país.

El precio medio de las habitaciones de hoteles se desploma un 7% este verano
Los hoteleros coruñeses reconocen que ha bajado la afluencia de turistas, por lo que se han visto obligados a ofrecer precios más atractivos | pedro puig
Los hoteleros coruñeses reconocen que ha bajado la afluencia de turistas, por lo que se han visto obligados a ofrecer precios más atractivos | pedro puig

El propio Consorcio de Turismo reconocía hace unas semanas que la afluencia de turistas a A Coruña ha caído este verano, eso sí siguiendo una tónica general que se ha instaurado en todo el país. Sin embargo, eso no sirve de consuelo al sector hotelero, que ha sido el primero en verse perjudicado por este cambio de dinámicas. Según la Asociación de Hospedaje de A Coruña (Hospeco), tras hacer balance de los meses de julio y agosto, ha caído tanto el porcentaje de ocupación en relación al año pasado como el precio medio por habitación, que llevaba más de un año de subida continuada acercándose a niveles previos a la crisis económica.
El vicepresidente de Hospeco, Richard Huertas, explica que en esta temporada alta han notado muchas diferencias en relación al año pasado. Las estimaciones hechas hasta el momento indican que “entre julio y agosto se registró entorno a un 5% de caída de ocupación”. Habla de una media entre establecimientos porque lo cierto es que algunos han ganado algo de interés de algunos públicos mientras que otros han perdido clientela.
Sin embargo, una de las cuestiones que más preocupa a los hoteleros es que después de meses y meses en los que habían ido incrementando las tarifas por ocupar un cuarto, que era lo que veían de forma clave para ir equilibrando los balances de cuentas, han vuelto a dar varios pasos para atrás. “De precio la plaza –por A Coruña– bajó un 7% con respecto a 2017”, reconoce Huertas.
Por ello, el representante del sector reconoce que “el balance no es positivo aunque agosto ha sido mucho mejor y ha sido más cercano al del año pasado”. Parte de la culpa de los malos registros de julio se la echan a la meteorología inestable, que en esta zona afecta mucho al turismo y puede tumbar toda una temporada.
Confianza en septiembre
Pese a esa primera visión el perfil del turista que visita el municipio no ha cambiado: están las familias y están las parejas que hacen escapadas. El problema es que hay menos. El vicepresidente de Hospeco razona este frenazo repentino porque “en el resto de España no hizo un calor excesivo y no hubo necesidad de escaparse al norte”, pero sobre todo alude al “resurgir de destinos como Túnez, Egipto y Turquía”.
Aunque a priori no se va tanta gente de España, sí que llegan menos visitantes extranjeros a otras zonas tradicionalmente masivas como pueden ser “las Canarias y Levante”. “Así el turismo nacional tiene más disponibilidad” en otros puntos que le pueden resultar más atractivos y con mejores precios que otros años y “se reparte la gente” en vez de confluir en ciudades como esta.
Si bien es cierto que todavía no hay tantas quejas como en lugares de Galicia más masificados, el representante también lamenta la competencia de plataformas de alquiler de casas particulares como Airbnb “porque como no hay datos ni registros regulares y no podemos ver lo que afecta”.
En este contexto, confían en que septiembre no sea del todo negativo para no tener que lamentar más caídas. “El año pasado fue muy bueno y si no pinchamos la ocupación estará en torno a un 70 0 75%” gracias a los turistas y el huésped de negocios. l