jueves 22/10/20

El PP ve en la obra de Linares Rivas un boicot al transporte interurbano

El Partido Popular advirtió ayer de que existe la posibilidad de que las obras de pavimentación de la avenida de Linares Rivas se fijaran para estas fechas para crear una aversión de la ciudadanía ante la futura puesta en marcha del plan de accesibilidad

La obra provocó ayer nuevas retenciones en la entrada a la ciudad | pedro puig
La obra provocó ayer nuevas retenciones en la entrada a la ciudad | pedro puig

El Partido Popular advirtió ayer de que existe la posibilidad de que las obras de pavimentación de la avenida de Linares Rivas se fijaran para estas fechas para crear una aversión de la ciudadanía ante la futura puesta en marcha del plan de accesibilidad de los autobuses interurbanos al centro que quiere estrenar la Consellería de Infraestruturas. Con independencia de las acusaciones de la portavoz del grupo municipal del PP, Rosa Gallego, lo cierto es que la obra se había pactado conjuntamente con la Xunta para abordar dos mejoras de manera paralela durante el verano, pensando en causar una menor afección por la disminución del tráfico.


El caos de tráfico generado desde el martes por el corte de un carril en Linares Rivas, justo al acabar el viaducto final de Alfonso Molina ha sido muy criticado por los conductores pero también la oposición ha lamentado la falta de planificación del Gobierno local. La portavoz del PP, Rosa Gallego, fue más allá ayer al insinuar que la organización de las actuaciones coincidiendo con la vuelta al trabajo y al colegio podría responder a una decisión estratégica.


Así lo dijo cuando daba la razón a la conselleira Ethel Vázquez en su afirmación sobre el “muro de contención” de inversiones que es el Ejecutivo municipal. Gallego aseveró que el momento fue “escogido claramente para bloquear la entrada de los autobuses”. En su opinión la meta es que la gente piense en los atascos que se generan con una simple obra y tema lo que puede ocurrir con la llega de los interurbanos al centro.


La realidad es que el Consistorio dejó a medias la adecuación de los carriles de Linares Rivas que debía ejecutarse en paralelo a la mejora de la parada frente al Puerto que asumió la Xunta.

Comentarios