sábado 5/12/20

Los policías locales califican de “absurda y lamentable” la postura municipal sobre los okupas

El comunicado emitido el miércoles en apoyo del okupa que ingresó en prisión tras agredir a un policía local durante los disturbios que siguieron a la toma de la Comandancia de Obras el 23 de mayo

Simpatizantes del movimiento okupa, en una protesta ante los juzgados | pedro puig
Simpatizantes del movimiento okupa, en una protesta ante los juzgados | pedro puig

El comunicado emitido el miércoles en apoyo del okupa que ingresó en prisión tras agredir a un policía local durante los disturbios que siguieron a la toma de la Comandancia de Obras el 23 de mayo han indignado a los agentes municipales. Su asociación profesional califica de “absurda y lamentable” la posición del Ayuntamiento, que el día anterior había recalcado que si el okupa acabó en la cárcel no se debe a ninguna denuncia que partiera del Gobierno local.
El antisistema ingresó el martes en la cárcel de Teixeiro acusado de atentado a la autoridad, lesiones, desórdenes y, lo más curioso, sedición: es un delito muy grave. Según fuentes cercanas al movimiento okupa, piden 15 años de cárcel. Como no tiene empleo, la juez consideró que estaba “desarraigado de la comunidad” y que existía riesgo de fuga por lo que dictó prisión preventiva. Eso ha llevado a la concejala de Seguridad Ciudadana y exokupa, Rocío Fraga, a rechazar un cargo que considera “desproporcionado”. Por su parte, el BNG ha exigido la puesta en libertad del antisistema y calificó el dispositivio policial de “excesivo”
En la madrugada del 23, los agentes municipales aprovecharon que no había nadie durmiendo en la Comandancia de Obras para tomar posesión de ella. Tres oras después, cuando los okupas lo descubrieron, durante una protesta trataron de entrar arrollando a los agentes que la custodiaban. Uno de ellos, el encarcelado, aparece en un vídeo intercambiando golpes con un policía local, que se defendía con la porra, aunque parece que resulto herido de carácter leve.
Un segundo okupa fue detenido por un delito de amenazas pero fue puesto en libertad el mismo martes, a lo que se suma un tercero que fue detenido el mismo día de los altercados, después de que la Policía Nacional lanzara una carga contra los manifestantes.
Informe
Según Fraga, la Policía Local se limitó a redactar un informe de lo ocurrido. “Igual que ocorre se intervimos nun caso de violencia de xénero”. Lo que se trasladó es que se produjeron dos heridos y un relato de lo hechos “bastante breve e moi descriptivo”.
Aguardamos que el proceso judicial sea lo más “limpio e axeitado” a lo que allí ocurrió y que desde luego, no exista una desproporción. “Eu persoalmente considero que esa posible imputación por alguns dos delitos que se fai ao activista que se atopa actualmente en prisión preventiva é totalmente desproporcionada e non responde ao que alí aconteceu”. Para Fraga, sedición es un delito demasiado grave, uno de los más graves en el código jurídico español y que lo que ocurrió es jornada “non corresponde a ningún acto tumultuario de rebelión” y deseó la puesta en libertad del sospechoso.
Sin entrar en la acusación de sedición la asociación profesional de la Policía Local, señala en un comunicado que ese informe se remitió a la Policía Nacional que logró identificar a los sospechosos, que no pudieron ser identificados en el día de los hechos debido al tumulto. Consideran que “solo por ignorancia alguien podría suponer que se ocultaría a la Justicia o quedaría en nada aquella agresión a los agentes”. Para los representantes del colectivo, discutir si es una denuncia o un informe es un intento de esquivar dicho término desde una “posición política”.
Por lo demás, la asociación reiteró su total apoyo a los compañeros de ambos cuerpos que asumieron las intervenciones ese día y a la Policía Nacional por sus investigaciones. l

Comentarios