martes 1/12/20

Los policías alertan de que la grúa actuará “a rajatabla” en la Ciudad Vieja

Tras una larga temporada en la que la vigilancia se había relajado en la Ciudad Vieja como consecuencia de la huelga de bolis caídos de la Policía Local, en las últimas dos semanas.

Los policías protestaron ayer frente al palacio municipal de MAría Pita	susy suárez
Los policías protestaron ayer frente al palacio municipal de MAría Pita susy suárez

Tras una larga temporada en la que la vigilancia se había relajado en la Ciudad Vieja como consecuencia de la huelga de bolis caídos de la Policía Local, en las últimas dos semanas, el Ayuntamiento ha conseguido volver a expulsar los coches mal estacionados del casco antiguo. Para ello ha tenido que destacar dos mandos que supervisaran a los agentes. Es por eso que desde han enviado una advertencia a través del sindicato CSIF: “ante tales presiones, vemos oportuno avisar que a partir de ahora las dotaciones de servicio en al Ciudad vieja cumplirán a rajatabla las órdenes de denuncia y retirada con grúa”.
Desde el CSIF recuerdan que desde noviembre, se ha reducido de forma muy considerable el número de denuncias y retiradas con grúa estos últimos meses, en general en todo el término municipal. Los únicos casos que han denunciado, son aquellos que afectaban gravemente la movilidad, como coches estacionados ante la puerta del garaje. Esta laxitud es la forma que tienen de protestar los agentes por los atrasos en los sueldos que le debe el Ayuntamiento, y que éste se niega a pagar alegando que se lo impide la ley de estabilidad presupuestaria.
Este conflicto ha beneficiado a los conductores más descuidados a la hora de aparcar. En la Ciudad Vieja, que está inmersa en un proceso de peatonalización, no se podía estacionar en agosto, y hubo algunas quejas por las denuncias que se ponían en esa zona, así que la huelga supuso un alivio para los infractores.

protesta diaria
Pero las visitas constantes de los mandos a la zona han acabado con ese alivio a los infractores, y los agentes han comunicado al CSIF que reciben órdenes muy concretas para denunciar y “retirar con grúa”, bajo un control tan exhaustivo que, de no cumplirlas, podrían incurrir en responsabilidad disciplinaria. La respuesta de la plantilla ha sido aumentar la frecuencia de las protestas, que se hará diaria.
Con este propósito se ha instalado una pancarta que estará cada mañana en la plaza de María Pita y otros puntos de la ciudad, para reivindicar una la solución al conflicto (por la parte pendiente de la reclasificación) de la Policía local. En ella se puede leer: “Policía Solución, trabajo completo, sueldo no”.
Por lo demás, ambas partes todavía esperan un dictamen del Ministerio de Hacienda que autorizaría al Ayuntamiento a pagar el dinero que le adeuda a los agentes.

Comentarios