sábado 28/11/20

Los policías alertan de que el dispositivo para las fiestas veraniegas es deficiente

El resultado de la noche de San Juan, en la que se registraron más de 50 denuncias por hurto, es para los sindicatos la prueba de que la Policía Nacional no está preparada para afrontar.

Las grandes promociones son cosa del pasado debido a los recortes	patricia g. fraga
Las grandes promociones son cosa del pasado debido a los recortes patricia g. fraga

El resultado de la noche de San Juan, en la que se registraron más de 50 denuncias por hurto, es para los sindicatos la prueba de que la Policía Nacional no está preparada para afrontar la vigilancia de las fiestas de agosto en A Coruña. El portavoz provincial de la Confederación Española de Policía (CEP), Santiago Rey, no dudó en calificar de “fracaso” la Noche de San Juan, en la que se dispararon los pequeños robos: “Es imposible evitar por completo los delitos en una fiesta a la que asisten 140.000 personas, pero las cifras son muy altas”.
Para los propios policías es obvio que el dispositivo era defectuoso, y temen lo que pueda ocurrir en los meses de julio y agosto, cuando tiene lugar lo que el Ministerio de Interior llama “Operación Verano”. Precisamente se ha hecho público que en estas fechas Galicia contará con un refuerzo policial de 800 funcionarios del CNP y Guardia Civil, dentro del Plan Especial “Turismo Seguro”. Un despliegue que los sindicatos consideran raquítico. “A nosotros no nos salen las cuentas”, afirma Rey.
Según consta en la instrucción de Secretaría de Estado de Seguridad remitida esta mañana, las cifras a nivel autonómico son 32 Policías (17 de ellos en prácticas) y 10 Guardia Civiles para toda la comunidad autónoma. Lo que preocupa a los propios policías es la gran cantidad de citas festivas que tienen lugar durante el verano, como las fiestas de María Pita.
Hay que tener en cuenta que el refuerzo solo trata de compensar el gran número de agentes que se toman unas merecidas vacaciones durante el verano. Entre julio y septiembre, la plantilla del CNP en A Coruña se reduce en un tercio. La única manera que le queda al nuevo jefe superior de la Policía Nacional en Galicia, Eusebio Fraguas, solucione este problema es “doblar las horas”. Pero con este sistema se perdería el ahorro que se pretende conseguir con los recortes. “Es más, si tenemos compañeros que al ritmo que trabajan habrán hecho sus horas en septiembre. A partir de entonces serían todo horas extra”, advirtió el portavoz provincial del CEP.
“Al final, lo que ocurre muchas veces es que los policías hacen más horas de las que deben, y desisten de conseguir que se les abonen”, denuncia Rey, que lamenta que se traslade a la ciudadanía una falsa sensación de seguridad. Según él, es todo el público el que tiene que sufrir la mala racionalización de medios humanos y materiales en Galicia, que no es nueva. El resultado es que las grandes fiestas se convierten en un campo de trabajo ideal para los delincuentes.

Comentarios