miércoles 25/11/20

La Policía Nacional frustra un intento de ocupación en las viviendas de Palavea

Un registro permitió descubrir armas blancas y algo de droga en posesión de uno de los sospechosos
La rápida actuación policial permitió expulsar a cinco personas del inmueble
La rápida actuación policial permitió expulsar a cinco personas del inmueble

Agentes de la Policía Nacional acudieron el sábado a las 17.00 horas a la calle del Padre Bustos, donde se estaba produciendo un intento de ocupación. La rápida intervención policial permitió expulsar a cinco personas, miembros de una misma familia. 

Los policías habían sido advertidos por los vecinos, que observaron una furgoneta blanca estacionada delante del inmueble que forma parte de la promoción abandonada de Epamar, algunos de cuyos edificios ya están ocupados por otras familias que mantienen conflictos con los vecinos. Desde hace diez años, estas viviendas han sido un foco de atracción de marginalidad, con robos de metal, vandalismo y fiestas ilegales, además de ocupaciones. Por eso los vecinos estaban sobre aviso.

Cuando las primeras patrullas llegaron, los nuevos okupas se encontraban empalmando los cables de electricidad para robar fluido del tendido público. Pero como la ocupación no se había consumado, pudieron actuar y forzaron la entrada para sacar al exterior a la familia, de etnia gitana. 

Un registro permitió descubrir armas blancas (un hacha y un cuchillo) en la furgoneta y algo de droga en posesión de uno de los sospechosos. Se abrió un acta de incautación pero no se pudo ir más allá: tras la quiebra de la empresa promotora, no está clara la titularidad de los inmuebles de Epamar, y es necesaria la denuncia del propietario para abrir un proceso. Las autoridades temen que vuelva a suceder.

Mientras, los vecinos del barrio instan al Gobierno local y a la Subdelegación del Gobierno a incrementar la vigilancia policial y la atención sobre esta situación para evitar una nueva oleada de conflictividad y garantizar, de esta forma, la seguridad pública.

Robos en A Falperra
Los vecinos de A Falperra señalan dos edificios ocupados ilegalmente en la calle del Doctor Fleming como el epicentro de una serie de robos con allanamientos en comercios, agresiones, hurtos y actos vandálicos que mantienen en vilo al barrio. El viernes, los vecinos quisieron manifestarse en la calle, pero las amenazas que recibieron de los okupas les hicieron desistir.

“Los vecinos tienen miedo realmente y entonces no se quieren involucrar porque puede haber represalias”, explican desde la asociación de vecinos.

Comentarios