martes 4/8/20

La Policía Local registra al menos un vehículo abandonado en la calle cada día

A diario, las patrullas de la Policía Local descubren un vehículo abandonado en las calles de A Coruña. Los signos son evidentes: les falta la placa de matrícula, quizá una rueda, o cualquier otra señal de mal estado.

Un vehículo abandonado en el cruce de la ronda de Nelle con la avenida de Finisterre	 javier alborés
Un vehículo abandonado en el cruce de la ronda de Nelle con la avenida de Finisterre javier alborés

A diario, las patrullas de la Policía Local descubren un vehículo abandonado en las calles de A Coruña. Los signos son evidentes: les falta la placa de matrícula, quizá una rueda, o cualquier otra señal de mal estado. No es algo extraño, en absoluto. Según fuentes municipales, el año pasado se registró cada día un caso de vehículo abandonado. Detrás de cada uno de estos coches se encuentra un dueño con dificultades para pagar el seguro, impuestos, o quizá una avería que ha dejado el coche fuera de servicio.
“En la mayor parte de los casos, se trata de una cuestión económica –comenta un agente– y cuando vamos a comprobar la matrícula, descubrimos que no tiene pagado el seguro, en el 90% de los casos con los que nos encontramos”. Evidentemente, es un riesgo circular sin seguro, aunque también conviene recordar que ni siquiera se puede estacionar un vehículo en la calle si no cuenta con este requisito, de manera que, una vez descubierto, la Policía Local debe actuar de todas maneras.
También puede ocurrir que el vehículo en cuestión no pertenezca a un particular. “Al investigar, nos encontramos con que puede estar embargado ya, o que se trata de un renting de una empresa que ya ha finalizado”, comentan estas fuentes. Si este es el caso, muchas veces el sujeto en cuestión aparca el vehículo a cierta distancia de su casa para evitar que se lo lleven, y allí queda hasta que llama la atención de la Policía Local.
Otras veces al dueño del vehículo no le queda más remedio que abandonarlo porque ha sufrido una avería que le impide seguir circulando, y cuyo pago tampoco puede afrontar. Entonces lo empuja como puede hasta una zona de aparcamiento, donde permanece. “A veces sabes por qué lo han abandonado nada más mirarlo porque le falta la rueda, o la placa de matrícula, o tiene algún golpe”, explican las mismas fuentes.

localizar al propietario
En general, la Policía suele considerar abandonado cualquier vehículo que no está en condiciones de moverse por sus propios medios, lo que resulta evidente en el caso de los que tienen un fallo mecánico visible, aunque la falta de matrícula es otro detalle revelador. Si ese es el caso, resulta mucho más difícil localizar a su propietario.
“Cuando los localizas normalmente les das un tiempo para que retiren el vehículo”. Este plazo puede variar mucho, entre cinco o quince días, que es el máximo que se necesita para declarar un vehículo abandonado, aunque el plazo sube a veinte si se encuentra en el depósito. Ese es el tiempo con el que cuenta el interesado para ponerse al día del pago del seguro o de cualquier otra carga, como el impuesto de circulación.
Pero en muchos casos, simplemente no pueden hacer frente a las cargas, así que los policías no tienen más remedio que llamar a la grúa municipal. En cincuenta casos, el año pasado, se pudo contactar con el propietario, y poco más de la mitad éste pudo reunir dinero suficiente como para evitar que su vehículo acabara en el depósito.

Comentarios