Viernes 15.02.2019

La Policía Local recibe diez veces más llamadas de ciudadanos que la Nacional

Cuando ocurre una emergencia, el primer impulso de un ciudadano (por lo menos, de uno responsable) es alertar a las autoridades. Aún así, el término “emergencia” .

La sala del 092, situado en el centro policial de Orillamar	quintana
La sala del 092, situado en el centro policial de Orillamar quintana

Cuando ocurre una emergencia, el primer impulso de un ciudadano (por lo menos, de uno responsable) es alertar a las autoridades. Aún así, el término “emergencia”, difiere mucho dependiendo de la persona que llame. Solo así se entiende la diferencia de media mensual de llamadas entre la Policía Local y la Policía Nacional: más de 8.000 en el primer caso y 805 en segundo, como confesó el responsable de Participación Ciudadana, Javier Saco. Es decir, que el 091 recibe diez veces menos llamadas que el 092.
La razón es que, como señalan los propios policías, a los municipales les llaman prácticamente por todo. “El otro día nos llamaron porque una gaviota no paraba de gritar –confesaba un agente– Si alguien se cae, nos llaman a nosotros. Si hay un perro perdido, también”. A esto hay que añadir las emergencias reales, puesto que muchas veces las patrullas locales son las primeras en aparecer cuando se les llama, tanto en peleas callejeras, como en casos de violencia de género.
Además, el número de telefonazos se incrementó un poco más de un 13% con respecto al año pasado, cuando los coruñeses marcaron cerca de 7.000 veces el 092. “Atendemos todo, lo que provoca que tengamos que dedicarle una gran cantidad de recursos”, asegura un agente municipal. Curiosamente, los vecinos y comerciantes critican la falta de presencia policial del 092.

"pedimos más"
En cambio, las más de 800 llamadas que recibe el 091 suelen corresponder a delitos, como robos con fuerza. Las autoridades aseguran que no les molesta tanta llamada. Todo lo contrario: invitan a los ciudadanos a llamar. “Pedimos más”, insiste Saco aunque reconoce que, en algunas ocasiones, se trata de falsas alarmas, “es fundamental esa llamada que se pueda detener a esa persona que está cometiendo ese delito”.
La Policía Nacional hace grandes esfuerzos para convencer al público de que coja el teléfono a la primera señal. “Ha habido llamadas que han iniciado operativas muy importantes. Si no hay nada pues se comprueba y punto”. Saco reconoce que existe cierto recelo a telefonear porque el ciudadano no quiere que quede un registro de su llamada con sus datos por si eso significa que tiene que declarar contra un sospechoso o prestar declaración en las instalaciones policiales. “Luego formalizar denuncias, será otra cosa, pero la primera llamada es importante”, insiste.
La posibilidad de capturar in fraganti a un delincuente interesa mucho a la Nacional, porque les evita una laboriosa investigación por parte de las unidades Científica y Judicial. En lo que va de año, se ha conseguido un récord de arrestos en el caso de los robos con fuerza que se dan en pequeños negocios durante la noche gracias a la combinación de llamadas ciudadanas y agentes vestidos de paisano que patrullan en coches sin rotular, pero los mandos policiales, consideran que podrían ser muchas más si los ciudadanos se animasen más a marcar el 091.

Comentarios