jueves 22/10/20

La Policía Local multa cada año a casi cien menores por beber alcohol en la vía pública o en locales

El problema del botellón fue examinado a fondo en el debate organizado ayer en el Sporting Club Casino por la Asociación Metropolitana Coruña 3.0. Entre los ponentes se encontraba la concejala de Juventud,

 El debate tuvo lugar en el salón de actos del Sporting Club Casino | patricia, g fraga
El debate tuvo lugar en el salón de actos del Sporting Club Casino | patricia, g fraga

El problema del botellón fue examinado a fondo en el debate organizado ayer en el Sporting Club Casino por la Asociación Metropolitana Coruña 3.0. Entre los ponentes se encontraba la concejala de Juventud, Claudia Delso, que quiso dejar claro que las cifras del botellón no son alarmantes, ni siquiera en relación al consumo de alcohol por parte de los jóvenes: en lo que va de año, la Policía Local ha sancionado a 48 menores por beber. “O número de menores sancionados cada ano non chega a cen”, señaló la concejala de Juventud.
Esta cifra, sin embargo, hace referencia solo a la Policía Local, y no a la Autonómica, que también actúa a menudo en los jardines de Méndez Núñez. Fuentes de la Unidad Adscrita calculan en una media de 15 a 20 sanciones al mes, lo que podría doblar con creces la cifra de la Policía Local, a pesar de que Delso señale que existe un dispositivo de refuerzo del ocio nocturno que pasa por los jardines los días de más afluencia del botellón: los jueves y los sábados.
Fiestas universitarias
Delso también relativizó una cifra que fue mencionada en varias ocasiones durante el debate para incentivar la gravedad del problema: las dos toneladas de basura que recogió el servicio especial de Cespa el viernes pasado. Según ella, antes estas cifras eran habituales pero a día de hoy, con el fenómeno estancado, “So pasa tres ou catro veces ao ano, coincidindo con festas universitarias”.
La edil también recordó programas como Nocturnia, que tratan de ofrecer ocio alternativo a los jóvenes o “No pases un mal trago”, que trata de concienciarles de los problemas de la bebida. También destacó que, desde julio 20 menores que fueron sorprendidos bebiendo participan de forma voluntaria en un programa a través de la Asociación de Familiares de Drogodependientes (Adafad).
El modelo finlandés
Delso compartía la mesa con representantes de PSOE, Ciudadanos y PP, que expusieron sus propios planes para mejorar la conducta de los jóvenes. En varias ocasiones se hizo referencia al modelo finlandés, que incluía un toque de queda y actividades deportivas, aunque muchos de los representantes políticos se mostraron en desacuerdo con la primera medida por considerar que existen demasiadas diferencias con el modo de vida español.
Rosa Lendoiro, del PP, también expresó sus dudas sobre que actividades nocturnas de ocio alternativo fueran la respuesta, e hizo alusión a una estadística que afirmaba que el 70% de los jóvenes que acuden al botellón no irían a otra actividad aunque pudieran. Entre el escaso público había varios vecinos, que se quejaron del estado de los jardines y de las molestias del ruido en las plazas.
Pero también había algunos universitarios: para una joven de 23 años que la respuesta estaba en la educación en inteligencia emocional y otro denunció que el plan Bolonia dificultaba a los jóvenes socializar. l

Comentarios