jueves 26/11/20

La Policía Local disuelve varios botellones con docenas de jóvenes

En total, cerca de 200 personas se reunieron en distintos puntos de la ciudad durante la noche del sábado
El parque de Santa Margarita fue el lugar escogido por la mayoría de los bebedores |  javier alborés
El parque de Santa Margarita fue el lugar escogido por la mayoría de los bebedores | javier alborés

El fin de semana pasado era el primero en el que se permitía abrir los locales de ocio nocturno, así que se esperaba que la animación volviera a las calles y con ella, el botellón. Los policías locales calculan que tuvieron que intervenir en por lo menos cinco ocasiones para tajar las reuniones ilegales de jóvenes, muchos de los cuales no llevaban mascarilla ni mantenían la distancia social de seguridad para evitar la propagación del coronavirus. En total, unos 200 jóvenes dispersos por varios puntos de la ciudad trataron de celebrar microbotellones. 

Las playas de Orzán y Matadero fueron dos de los lugares escogidos por los jóvenes amantes de la botella, pero sobre todo el parque de Santa Margarita, cuya gran extensión permitió que se diseminaran por varios rincones. En honor a la verdad, hay que destacar que nunca se formaron grandes grupos, pero la Policía Local decidió atajar la situación antes de que se escapara de las manos. 

También se formaron grupos en el centro de la ciudad, en la calle Orzán y en la plaza de Fuente Luisa. Pero fue en la playa del Orzán donde se localizó el grupo de mayor tamaño, más de veinte jóvenes congregados bajo la fuente de los Surfistas. El Ayuntamiento estaba preocupado por la posibilidad de que surgieran conatos de botellón, como ha ocurrido en otras localidades gallegas. Especialmente en las playas, y esto es lo que ha acabado ocurriendo, aunque sin llegar a los extremos de otras ciudades. La concejala de Medio Ambiente, Esther Fontán, ya había advertido al respecto: “Evidentemente, no se puede hacer fiestas ni molestar al resto de los usuarios de las playas. Y saben que no pueden beber alcohol, y aunque no sean Zonas de Especial Protección (ZEP) las playas son sitios protegidos”.

Desde enero 
En todo caso, los jardines de Méndez Núñez permanecieron libres de jóvenes bebedores, como lleva ocurriendo desde enero, cuando se aprobó convertirlo en ZEP. Desde entonces, la juerga alcohólica se ha dispersado por toda la ciudad. 

Al principio fueron localizados en los jardines de la Maestranza, los soportales de la plaza de JuanNaya y la de María Auxiliadora, ambas en Zalaeta y las plazas de Lugo y Pontevedra. Pero también aparecieron en zonas mucho más alejadas del centro, como el parque Europa o el Paseo de los Puentes. A día de hoy, se vigila también el Paseo Marítimo en la zona de Las Esclavas y el parque de Santa Margarita, además del pabellón municipal de Los Rosales.

Comentarios