lunes 26/10/20

La Policía Local denuncia que su plantilla se volverá a reducir un 5% el año próximo

Los agentes se manifestaron en María Pita para exigir los equipos por los que llevan esperando años
Los agentes municipales se manifestaron durante más de una hora frente al palacio municipal | pedro puig
Los agentes municipales se manifestaron durante más de una hora frente al palacio municipal | pedro puig

El día de ayer vio la primera manifestación de policías locales en mucho tiempo. Este colectivo asegura que lleva esperando desde que comenzó la legislatura para que el Gobierno de Inés Rey tome medidas para resolver los problemas de escasez de recursos a los que se enfrenta para llevar a cabo su trabajo. El primero de ellos es la falta de personal: en los últimos años la plantilla no ha dejado de bajar mientras que la carga de trabajo no ha dejado de crecer. El presidente de la asociación profesional de la Policía Local, Manuel Freire, estima que cada año el Cuerpo municipal pierde cerca de un 5% de su personal y alerta: “Hay días que nos damos abasto”. 

En la memoria de 219 se contabilizaban 330 policías locales, y hace cinco años eran 360. Es decir, que se redujo el número de efectivos casi un 17%. A finales de este año llegarán 30 nuevos agentes recién salidos de la Academia Galega de Seguridade pero Freire advierte de que no serán suficientes para cubrir las bajas provocadas por las jubilaciones y prejubilaciones que comenzaron en 2019 y que provocaron que ese año se fueran 38 agentes, dejando en la comisaría de Monte alto, según los datos oficiales, a 330 compañeros. “Se van a marchar del orden de 15 a 20 anuales y la oferta de empleo público para el año que viene son cuatro policías que además, también tienen que ir a la academia”, denuncian desde la asociación profesional. 

Esta deficiencia de agentes se solventa con el pago de horas extras. En cuanto a de dónde salen los refuerzos de los dispositivos extraordinarios, aseguran que las informaciones que circulan son confusas: “Nos vemos sorprendidos porque no son ciertas las cifras de todos los dispositivos. A las playas, se suponía que iban a ir 70 policías pero realmente  eran dos a mayores para todo el arenal, los demás hacían su servicio ordinario”. 

Chalecos y coches patrulla 
Además, de escasez de recursos humanos, los policías locales padecen escasez de materiales. “Llevamos esperando por los chalecos antibalas siete años, y tenemos tres o cuatro de pruebas de treinta que trabajan en la calle. Y siempre porque hubo un fallo en el concurso, o que hay una alegación...”, se lamenta Freire. “Tenemos un parque móvil que se cae a trozos”, añade. Se han dado casos en los que hasta quince vehículos han estado de baja a la vez por averías y actualmente están esperando por vehículos de sustitución. 

Por su parte, el recientemente nombrado concejal de Seguridad Ciudadana, Juan Ignacio Borrego, admite que los agentes “tienen toda la razón del mundo” pero recuerda que “estamos supeditados a lo que la legislación nos permite”. Sobre la mesa de Borrego ya está la previsión actual. “Vamos a empezar con lo que se pueda. Yo, por lo menos, no soy pesimista”, afirmó.

Comentarios