jueves 22/10/20

La Policía Local denuncia a 18 menores por beber alcohol en una discoteca en Riazor

Con la llegada de las fiestas de fin de año, el alcohol corre más que nunca, incluso en los eventos que protagonizan los menores, que son tan aficionados como los adultos a despedir el año bebiendo.

En Nochevieja se mezclan menores y jóvenes adultos	javier  alborés
En Nochevieja se mezclan menores y jóvenes adultos javier alborés

Con la llegada de las fiestas de fin de año, el alcohol corre más que nunca, incluso en los eventos que protagonizan los menores, que son tan aficionados como los adultos a despedir el año bebiendo. Por eso la Policía Local ha decidido ponerse seria: el sábado por la noche realizaron una redada en una fiesta que se celebraba en el Playa Club, donde descubrieron a 18 menores que estaban consumiendo bebidas alcohólicas. Todos fueron denunciados por infringir la ley autonómica que previene el consumo de alcohol, en lo que las autoridades esperan que sea un aviso de cara a las navidades.
No solo los adolescentes fueron denunciados: los agentes de paisano que entraron en el Playa Club alrededor de la medianoche también tomaron buena nota de los cuatro camareros que servían a los menores y que fueron descubiertos in fraganti. Según la Policía Local, tanto los camareros como el dueño del local son responsables de 18 infracciones graves (una por cada menor) que podrían suponer cada una multa mínima de 3.000 euros.

incidentes
La actuación se llevó a cabo sin incidentes, excepto un joven (este mayor de edad) que arrojó una botella de cristal al suelo y fue por ello identificado fuera del local y denunciado. Además, también le había pasado una copa a un menor de edad. Otro adolescente fue descubierto usando el DNI de otra persona para hacerse pasar por un adulto, lo que le valió otra denuncia.
Cada uno de los menores es responsables de una infracción leve, que supone una sanción mínima de 600 euros que deberán abonar sus padres, dado que todavía no son adultos. De esta manera, la ley castiga a los progenitores por el “incumprimento da obrigación imposta aos mesmos de previr a comisión de infracciones administrativas que se imputasen a os menores de idade”.
Las autoridades esperan que, tras la actuación del sábado por la noche, los organizadores de los cotillones sean más rígidos a la hora de permitir el acceso a eventos de menores de edad. No en vano, la fiesta del Playa Club no es más que una de cinco por las que los asistentes han pagado un abono de 50 euros.
En 2012, muchos menores compraron entradas para cotillones. Hasta 4.000 entradas se vendieron, una gran parte de ellas a estudiantes de instituto, que descubrieron después que no se les permitía el acceso a los locales donde se servía alcohol precisamente por ser menores.

Comentarios