jueves 02.04.2020

La Policía Local batirá este año el récord histórico de multas en las calles coruñesas

La actual marca la ostenta 2017, cuando se pusieron en marcha las cámaras de  La Marina
Agentes de la Policía Local en Juan Flórez, una de las vías más vigiladas contra el aparcamiento irregular | quintana
Agentes de la Policía Local en Juan Flórez, una de las vías más vigiladas contra el aparcamiento irregular | quintana

A medida que se acerca la Navidad, y con el mal tiempo que estos días es la tónica dominante, las calles de A Coruña se encuentran permanentemente abarrotadas de vehículos, de manera que la Policía Local no puede bajar la guardia para mantener la política de tolerancia cero contra el aparcamiento irregular dictada por la alcaldesa, Inés Rey, desde principios de octubre. Y no lo hacen: fuentes municipales apuntan a que este año que acaba se batirá el récord de multas tramitadas por la Policía Local, que actualmente ostenta el año 2017, cuando entraron en funcionamiento las cámaras de La Marina y se acumularon 70.077.  

Hasta que entraron en servicio dichas cámaras, las multas de tráfico de la Policía Local no habían superado nunca la barrera de las 45.000 al año. En realidad, desde 2013 habían comenzado a bajar, de manera que en 2016 eran solo 28.021. Vedar el paso en La Marina al vehículo privado supuso una revulsivo en esta tendencia y las multas se dispararon hasta más del doble, porque los conductores seguían escogiendo esa ruta para dirigirse al Hospital Abente y Lago a pesar de la numerosa señalización.

El cambio fue aún más notable si tenemos en cuenta que los dispositivos se activaron ya avanzado el año, en abril. En esos ocho meses, se llegaron a acumular más de 36.000 multas, lo que disparó el número de infracciones con respecto a otros años. Sin embargo, durante el año pasado el número cayó casi un 48%, superando las 22.000.  Las cifras de este año indican que las sanciones en La Marina han vuelto a caer en más de un 40%.

El doble

Pero desde que se activó en noviembre el sistema de cámaras instaladas en la Vía Prioritaria Vigilada (VPV) este se ha convertido en la fuente de multas más importante de la Policía Local. Los 37 dispositivos diseminados por algunas de las principales calles del centro (como la avenida de Oza o Juan Flórez) ya detectaban 60 infracciones diarias, casi el doble de las que lo hacen actualmente las cámaras de La Marina. Los visores de la VPV no se pusieron en marcha hasta semanas después de que diera comienzo la campaña contra doble fila, existían grabaciones, que comenzaron a ser visionadas por dos agentes a mediados del mes pasado. La labor de los policías consiste en observar las grabaciones de las cámaras de vigilancia, comprobar que, efectivamente, detectan una infracción y cursar la correspondiente denuncia. De esta manera, se evitará que el alto número de sanciones (se elevaron a más cuatro mil en veinte días) llegue a desbordar la capacidad de la Policía Local, que es la que tramita directamente las multas de tráfico. Por otro lado, existe un plazo de hasta tres meses para la tramitación de estas multas, por lo que ningún infractor grabado puede tener esperanzas de librarse de la sanción.

Sobre el terreno

Por supuesto, no todas las multas son impuestas a través de las cámaras. La directriz que siguen actualmente los agentes municipales es que todos aquellos que se encuentren de servicio, aunque no estén asignados a Tráfico, velen por el cumplimiento de la normativa vial.

Los siete primeros días de campaña dejaron un registro de 300 multas impuestas de manera directa por parte de los agentes Es decir, una media de casi 43 multas por aparcamiento irregular al día. Y eso, a pesar de que se advirtió por anticipado de la puesta en marcha de la nueva política.

Comentarios