sábado 31/10/20

La Policía afirma que la mayor parte de los robos de coches se dan entre conocidos

El número de coches robados en A Coruña ha aumentado durante el último año, aunque ligeramente.

Algunos coches robados por delincuentes son quemados o despeñados al mar, como éste	 pedro puig
Algunos coches robados por delincuentes son quemados o despeñados al mar, como éste pedro puig

El número de coches robados en A Coruña ha aumentado durante el último año, aunque ligeramente. El Ministerio de Interior aún no ha publicado las estadísticas de delincuencia del último trimestre, pero sí se conoce el acumulado de los nueve primeros meses, y en ese tiempo se contabilizaron 110 robos de vehículos de motor en la ciudad, mientras que solo se robaron 85 en el mismo periodo de 2015. Pero la Policía nacional no lo considera una variación significativa: “Son poquísimos”. Es más, mandos de la Jefatura Superior aseguran que la mayor parte de las sustracciones de vehículos se producen entre conocidos, ya sea por venganza o por deudas. 
Según explican las mismas fuentes, en muchas ocasiones las denuncias no son más que la consecuencia de una disputa de pareja. “El dueño es uno de los miembros de la pareja y el otro se va con el coche y lo denuncia”.  Puede ser que se lo lleve como una forma de venganza o puede ser que el denunciante lo denuncie con mala fe, sin advertírselo. En todo caso para la Policía es muy fácil localizar al sospechoso y restituir el vehículo a su legítimo dueño, aunque otras veces la relación que une a víctima y a ladrón no es sentimental, sino simplemente de negocios: “suelen ser dos socios que uno se va con el coche y el otro lo denuncia”. 
Otro caso con el que los inspectores de Policía se encuentran a menudo es que el supuesto ladrón es el dueño de un taller. “Es por impago de un cliente, se queda con el coche y no lo devuelve”. Por supuesto, el dueño del taller no tiene derecho a retener el vehículo como forma de coacción, así que después de la visita de la Policía, se ve obligado a entregarle el coche al cliente, por muy moroso que sea.

transporte de drogas
Eso no quiere decir que no persistan algunos tipos delictivos más clásicos, como los delincuentes que se llevan el vehículo no por su valor, sino más bien como un medio para cometer un delito. En este caso, aclaran, “suele ser coches de baja gama que están en vía pública y que se utilizan para un desplazamiento corto, casi nunca alunizajes, sino más bien transporte de drogas”. 
 También se sustraen ciclomotores, sobre todo por jóvenes,  aunque en este caso la tasa de recuperación de vehículos es bastante alta. No solo por la Policía Nacional: a menudo es la Policía Local durante los controles rutinarios de tráfico la que descubre que un vehículo que conduce anómalamente ha sido robado. 
 En cambio, apenas se registraron robos de vehículos de alta gama, los verdaderos delitos llevados a cabo por ladrones especializados y para los que la Policía Nacional cuenta con un plan especial, que, sin embargo, apenas ha habido que activar durante el año pasado: “Hubo alguno, pero son tan raros, que hasta me sé de memoria la marca, el color y hasta la matrícula”, asegura un mando. 
En todo caso, los robos de vehículos a motor se han estancado en los últimos años, a pesar de los esfuerzos policiales. En los primero nueve meses de 2013 se robaron 106 y 92 en el mismo lapso en 2014, una evolución semejante a otras ciudades del entorno, como Vigo, donde el año pasado desaparecieron 143 vehículos.

Comentarios