domingo 29/11/20

El pleno rechaza el modificado que la Marea trató de cambiar a última hora

El pleno rechazó destinar 9,6 millones de euros del dinero no utilizado del presupuesto del año pasado para una serie de inversiones que el Gobierno local llevó al salón sin haber negociado antes. Los votos en contra del PP y del PSOE hicieron que la votación se decantase en este sentido y ni la enmienda introducida una vez iniciada la sesión por la Marea sirvió para cambiar el sino

Momento en el que los concejales del PP y del PSOE votan en contra del modificado | javier alborés
Momento en el que los concejales del PP y del PSOE votan en contra del modificado | javier alborés

El pleno rechazó destinar 9,6 millones de euros del dinero no utilizado del presupuesto del año pasado para una serie de inversiones que el Gobierno local llevó al salón sin haber negociado antes. Los votos en contra del PP y del PSOE hicieron que la votación se decantase en este sentido y ni la enmienda introducida una vez iniciada la sesión por la Marea sirvió para cambiar el sino.
El equipo de gobierno llevó al pleno el documento sin negociar y su situación de minoría provocó que no obtuviese el respaldo de la corporación. Los líderes de la Marea y del PSOE habían intercambiado mensajes en los días previos en los que mostraban sus diferencias, que se antojaban irreconciliables y así se confirmó en el salón plenario.
La sesión comenzó con la ausencia de tres concejales socialistas, incluido su portavoz, José Manuel García, por motivos personales. Sin embargo, toda la atención viró en los primeros instantes cuando el alcalde anunció que presentaban una enmienda a su documento, algo que un día antes había asegurado que no entraba en sus planes.
El Gobierno local retiró los fondos destinados a mejoras en la planta de reciclaje de Nostián y a la adquisición de licencias de software. En total, dos millones de euros para amortizar deuda, que se unían a otros 500.000 euros ya consignados a este fin.
El Partido Socialista había advertido de que habría acuerdo si todo o la mitad del dinero del modificado se reservaba para ello, mientras que las inversiones eliminadas se incorporarían al presupuesto de 2018 con su apoyo.

Receso
Entonces se abrió un receso de unos diez minutos que cada uno utilizó a su antojo. El Partido Popular abandonó en bloque el salón para estudiar la enmienda, mientras que miembros de la Marea y el PSOE intentaban acercar posturas. Primero José Manuel Dapena, que ayer hizo de portavoz, y Fito Ferreiro conversaron con Eugenia Vieito y Alberto Lema. Después, el alcalde, Xulio Ferreiro, habló a solas con Dapena en una nueva tentativa de lograr el respaldo socialista mientras algunas concejalas del equipo de gobierno charlaban de manera más distendida.
El único apoyo que logró el Gobierno local fue el de la portavoz del BNG, Avia Veira, que se mostró de acuerdo con la enmienda ya que solo el dinero para Nostián generaba dudas en su grupo.
Mientras, el PP y el PSOE defendieron su rechazo a un documento que no había sido negociado previamente, condición imprescindible para que exista un posible acuerdo.
“A nosotros no nos han dicho ni una palabra, no negocian y luego quieren apoyos”, aseguró Rosa Gallego, quien calificó de “cachondeo” que la Marea presentase una enmienda a su propuesta. Indicó que todo ello era el desenlace de un proceso en el que no se les había hecho llegar ninguna información directamente.
José Manuel Dapena también hizo hincapié en la falta de búsqueda de una acuerdo previo. “Necesitan negociar antes de traer los asuntos”, dijo al Gobierno local, a quien recordó que en los últimos meses fue posible la aprobación de varios cambios en el presupuesto de este año ya que ambas partes lo habían negociado haciendo concesiones.
“Estamos en El día de la marmota”, aseguró Dapena en referencia a la película en la que la misma situación se repite una y otra vez. El desencuentro de ayer entre la Marea y el PSOE recordó al de otras oportunidades en el pasado por la falta de claridad en las negociaciones.
Mientras, la concejala de Hacienda, Eugenia Vieito, replicó con datos sobre ejecución y defendió que ahora no es beneficioso para las arcas municipales amortizar deuda debido a los bajos tipos de interés que existen.
Además, acusó al PSOE de “privar de melloras á cidadanía” y explicó que en la Comisión de Hacienda el portavoz socialista solo había mostrado sus dudas acerca de que la compra de licencias de software fuese una inversión sostenible, característica que requiere este tipo de propuestas. Este punto fue también destacado por Avia Veira.
Ni el PP ni el PSOE pasaron por alto que la enmienda decía que los cambios se producían “tras as conversas mantidas cos grupos”, algo con lo que mostraron su total desacuerdo.

Votación y futuro
Finalmente, y tras más acusaciones en las tres direcciones sobre cambios de criterio y datos de ejecución presupuestaria, se produjeron las votaciones. La enmienda fue aprobada con los votos a favor de la Marea y del BNG, y las abstenciones del PP y del PSOE. A continuación, ambos mostraron su desacuerdo con el modificado, que quedó rechazado.
Ahora, y salvo que en un giro inesperado y en los próximos días la Marea y el PSOE lleguen a un acuerdo, los fondos para inversiones que ayer no recibieron la aprobación del pleno se incorporarán al remanente de las cuentas del próximo año. Entonces, según la ley y como explica el interventor en la documentación, el dinero debería ir directamente para amortizar deuda.

Comentarios