domingo 29.03.2020

El pleno aprueba el presupuesto entre peticiones al PSOE para que lo ejecute

Todos los grupos apoyaron las cuentas salvo el PP, que votó en contra tras haber presentado alegaciones
Los concejales del PSOE y de la Marea votan a favor del presupuesto para este año | patricia g. fraga
Los concejales del PSOE y de la Marea votan a favor del presupuesto para este año | patricia g. fraga

La ciudad volverá a contar la próxima semana con un presupuesto en vigor después de que la corporación lo aprobase ayer de manera definitiva entre peticiones para que se ejecute.

El Gobierno local tuvo el apoyo de la Marea Atlántica, del BNG y de Ciudadanos, mientras que el Partido Popular, que había presentado alegaciones al documento, votó en contra.

La sesión comenzó con la novedad de una enmienda que acordaron el grupo de gobierno y el de la Marea Atlántica para dar cumplimiento a uno de los acuerdos entre ambas formaciones y que había quedado excluido del presupuesto del IMCE. Este hacía referencia a dos programas de índole cultural y finalmente se apostó por esta vía para poder incluirlos.

Las 86 reclamaciones que recibió el documento centraron parte de las intervenciones de la oposición

El informe que el interventor emitió sobre esta cuestión no era favorable a la propuesta municipal, pero el secretario certificó que es “perfectamente posible” utilizar esta enmienda por valor de 200.000 euros. Para el año que viene quedó pendiente otra de las peticiones de la Marea, la contratación de una dirección artística para el Festival Noroeste, que el Gobierno local se comprometió a ejecutarla para el verano de 2021.

El Ayuntamiento consiguió ayer su objetivo de dotar a la ciudad de un presupuesto, algo más tarde de lo que habría querido, pero finalmente el resultado se considera positivo.

En líneas generales fue una sesión que evidenció lo que está siendo el clima en la corporación municipal. Bastante entendimiento, algunas acusaciones y críticas pero todo dentro de un ambiente bastante cordial.

Intervenciones

El concejal de Hacienda y portavoz municipal, José Manuel Lage Tuñas, abrió la sesión realizando un llamamiento a que la aprobación del presupuesto no se convierta en una cosa extraordinaria porque “non é bo” para la ciudad. Se disculpó con la Marea por no poder afrontar este año la contratación de la dirección artística del Noroeste pero también les pidió que no tengan una “actitude” como si estuviesen gobernando porque la única “coalición” del Ayuntamiento es con los coruñeses.

Lage Tuñas agradeció al BNG su “lealdade” y el “entendemento” que mostraron ambas formaciones durante estos meses y también reconoció la labor de Ciudadanos por ser “construtivos”. Con el PP no fue tan benévolo y lamentó que los populares no hubiesen presentado enmiendas antes de recurrir a las alegaciones. “Non teñen razón, van en dirección contraria”, les dijo.

Por parte de la oposición, hubo dos aspectos que sobresalieron en sus intervenciones: llamadas a ejecutar el presupuesto y advertencias sobre el número de alegaciones que se presentaron, que llegaron a 86, siendo aceptadas solo las de los sindicatos en relación a la oferta de empleo público.

“No pueden presumir de consenso”, aseveró Rosa Gallego, concejala del PP, haciendo referencia a las alegaciones presentadas. La popular acusó al Gobierno local de cerrarles las puertas “desde el principio” a llegar a un acuerdo y aseguró que el resultado es un “presupuesto continuista”.

Gallego lamentó que el PSOE esté siguiendo el “mismo sistema” de llegar a acuerdos con sus “socios” y recordó que finalmente el presupuesto no se aprobó hasta finales de febrero. La concejala popular hizo hincapié en el número de alegaciones presentadas y criticó la subida del IBI.

Luces y sombras

Iago Martínez destacó el papel que jugó la Marea Atlántica para permitir la aprobación de las cuentas y las contribuciones que realizaron. El viceportavoz de la Marea Atlántica mostró su preocupación por la “lentitude” en el desarrollo de algunos de los acuerdos que cerraron con el Gobierno local el pasado verano, aunque reconoció que en otros se está avanzando. Además de lamentar que el presupuesto recibiese muchas alegaciones, Martínez también envió un mensaje al Gobierno local: “A confianza é un ben fráxil, tratemos de non esgotala”. Además, terminó reclamando una unión de los grupos de izquierda de cara a las elecciones autonómicas del 5 de abril.

Mientras, el BNG reclamó al grupo de gobierno que una vez que se aprobaron unos presupuestos con “carencias” aunque “bos”, lo que toca ahora es que se ejecuten.

El portavoz nacionalista, Francisco Jorquera, defendió la “seriedade” de su formación en estas negociaciones y aplaudió la actuación del Gobierno local en torno a las alegaciones, que de ser aceptadas habrían modificado “substancialmente” el documento final.

Desde Ciudadanos también destacaron que es “urxente comezar a invertir” una vez que se cuenta con el presupuesto para contribuir a la dinamización de la ciudad, que “non pode estar máis tempo parada”. Su portavoz, Mónica Martínez, reclamó al Ayuntamiento algunos cambios para el futuro, principalmente en materia fiscal y ejemplificados en la recuperación del anterior calendario de pagos del Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI).

Comentarios