sábado 19/9/20

El pleno aprueba el presupuesto y avisa a la Marea del fin de las excusas

El pleno aprobó definitivamente el presupuesto de este año, el más rápido de los tres que lleva en este mandato el Gobierno local, aunque con más de un mes de retraso con respecto al comienzo del ejercicio.

El pleno aprueba el presupuesto y avisa a la Marea del fin de las excusas

El pleno aprobó definitivamente el presupuesto de este año, el más rápido de los tres que lleva en este mandato el Gobierno local, aunque con más de un mes de retraso con respecto al comienzo del ejercicio. Como era de esperar, todas las formaciones de la oposición mostraron su descontento con el documento, que tiene un valor de 246,8 millones de euros, y con la gestión de la Marea, incluido el Partido Socialista que fue quien les apoyó para poder sacarlo adelante.
Esto quedó claro con una votación en la que el Partido Popular se opuso, el BNG se abstuvo y el PSOE votó a favor, aunque si no hubiese faltado la concejala Rocío Fraga quizá también habría optado por la abstención y que decidiese el voto de calidad del alcalde en favor de la Marea.
El asunto estuvo rodeado de críticas, tanto por el presupuesto planteado por el Gobierno local como por la gestión municipal que ha realizado hasta el momento. Y aquí hubo protestas por parte de todos los grupos, incluido el PSOE, dejando claro que no están de acuerdo con la línea marcada por la Marea.
“Se han quitado la careta con el presupuesto”, resumió Rosa Gallego, portavoz del PP. La popular criticó que se aumentasen los “impuestos, la parálisis, el despilfarro y el amiguismo” mientras se reducen las inversiones, aunque también añadió que el documento supone un aumento de las externalizaciones y la “falsa participación”.
Tampoco quiso pasar por alto que las cuentas estén listas por tercer año consecutivo con retraso y acusó al alcalde, Xulio Ferreiro, de mentir durante el pincho de Navidad al dar por aprobado el presupuesto.
Sin embargo, las críticas de la portavoz municipal de los populares no fueron solo para la Marea, sino que también recayeron sobre el PSOE. Así, la líder popular lamentó que los socialistas apoyasen un presupuesto “peor que el de 2017” a pesar de que luego critiquen al Gobierno local.

Más reproches
Por su parte, José Manuel García, portavoz de los socialistas, también tuvo palabras críticas hacia la postura del PP, aunque la práctica totalidad fueron directas hacia el Gobierno local.
“Un mes tarde, pero aquí están”, empezó García, quien advirtió a la Marea de que es hora de “empezar a funcionar con una normalidad administrativa mínima”. De nuevo defendió el apoyo del Partido Socialista a las cuentas por el bien de la ciudad, aunque estas palabras fueron una anécdota en su discurso.
Con casi once meses por delante, aseguró que el Gobierno local ya no puede utilizar “más disculpas y victimismo” asociados al “no me dejan hacer”.
Por otra parte, reclamó a la Marea que se dejase de palabras y pase a los hechos además de centrar sus críticas en las áreas de Participación, Servicios Sociales y Movilidad.
Tampoco se escapó el Gobierno local de las críticas del BNG. Su portavoz, Avia Veira, recordó a la concejala de Hacienda, Eugenia Vieito, que considera que fueron excluidos de las negociaciones presupuestarias a pesar de que mostraron su interés por colaborar en la elaboración del documento.

Alegaciones
Los reproches de Avia Veira también estuvieron basados en el rechazo “en tempo récord” de sus alegaciones. Además de realizar una enumeración de sus propuestas, afeó al Gobierno local que las resolviese en un período muy corto, apenas 48 horas, y que ni siquiera hubiese alguna conversación de cara a intentar llegar a acuerdos sobre algunos aspectos.
Veira no fue la única que hizo referencia a las alegaciones ya que Rosa Gallego también sacó a relucir el asunto. Mostró su contrariedad con la celeridad de la Marea para resolverlas y defendió que servirían para solucionar algunas de las carencias que en su opinión contiene el presupuesto ayer aprobado.
Rosa Gallego aseguró que desde el Gobierno municipal “tenían redactados informes con un no tremendo” incluso antes de recibir las alegaciones, aunque comentó que tampoco les sorprendía la falta de diálogo ya que “están en guerra” entre ellos mismos al poner como ejemplo el reciente cese del jefe de prensa del Ayuntamiento.

Comentarios