sábado 26/9/20

Las playas de la ciudad pasan de un tiempo veraniego al otoño en cuestión de unas pocas horas

Ávidos de que comience el verano y se despidan por completo los temporales, decenas de coruñeses ocuparon ayer por la mañana su parcela en los arenales de la ciudad para aprovechar las agradables

Las playas de la ciudad pasan de un tiempo veraniego al otoño en cuestión de unas pocas horas

Ávidos de que comience el verano y se despidan por completo los temporales, decenas de coruñeses ocuparon ayer por la mañana su parcela en los arenales de la ciudad para aprovechar las agradables temperaturas con las que comenzó el día. Sin embargo, en cuestión de unas horas la jornada de playa se truncó debido a la entrada de una densa niebla en la bahía del Orzán y Riazor.
Los vecinos de cualquier edad más atrevidos de la ciudad inauguraron ayer su temporada de playa disfrutando de los primeros rayos de sol en playas como el Orzán o el Matadero. Las temperaturas que llegaron hasta los 22,7 grados –según la estación meteorológica de Bens– ayudaron a que la gente sacase del armario el bañador y la toalla para tumbarse en las playas a broncearse.
Esa fue la actividad favorita en la mañana de ayer ya que el número de personas que se atrevieron a meterse en el agua fue mucho menor a la que pasó unas horas en el arenal. El disfrute fue real pero pasajero como también fue patente en las calles, en donde por la mañana se podía ver a algunas personas en manga corta o con prendas y calzado propios del verano.

Los que habían pensado en pasar la tarde en Riazor se quedaron sin plan. Y es que a primera hora de la tarde la niebla tomó todo el cielo y volvió gris el panorama en cuestión de minutos, lo que hizo que la gran mayoría de los coruñeses que permanecían en las playas se marchasen. Hubo gente –sobre todo grupos de jóvenes– que desafió el cambio de temperaturas y se mantuvo en estos espacios pero ya con jerseys, capuchas e, incluso, toallas utilizadas a modo de mantas.
La predicción de MeteoGalicia para los próximos días no hace prever grandes precipitaciones pero tampoco anuncian el buen tiempo del que se disfrutó durante las primeras horas del día de ayer, en particular en lo que se refiere a las elevadas temperaturas. Tanto para hoy como para mañana y el martes se esperan cielos nublados con la posibilidad de que por momentos salga el sol. El termómetro bajará un mínimo de dos o tres grados con respecto a lo vivido este sábado inusual tras la concatenación de temporales de los últimos meses.

Comentarios