domingo 20/9/20

La playa de San Amaro contará con vallado para controlar el aforo

Con esta medida, la imagen del arenal emulará a la que ya es visible en el de Riazor desde hace unos días
La playa de San Amaro tan solo cuenta, por el momento, con medidores de afluencia y semáforos | Patricia g. fraga
La playa de San Amaro tan solo cuenta, por el momento, con medidores de afluencia y semáforos | Patricia g. fraga

El Ayuntamiento de A Coruña instalará vallas en la playa de San Amaro, que se sumarán a los arcos y semáforos, en los accesos para controlar el aforo del arenal durante este atípico verano.

Así lo anunció ayer la alcaldesa de A Coruña, Inés Rey, en su intervención en Voces de A Coruña, donde explicó que con esta medida se prevé un mayor control de la capacidad de la playa y evitar así que la gente pueda acceder al arenal por otros puntos que no sean los arcos de acceso.

Presumiblemente, estas vallas se instalarán a lo largo de la próxima semana. Así, la imagen de San Amaro será similar a la ya visible en Riazor, donde en los espacios sin balaustrada, se dispusieron una serie de vallas para que los vecinos herculinos no puedan entrar a la playa sin pasar por los controles.

Por tanto, San Amaro contará con el sistema completo de control, aunque ya disponía de la parte que permite contar la gente que accede a la playa, al pasar por los arcos de control. Así, cuando se llega al límite de su capacidad, marcado, entre otros factores, por el estado de la marea, los semáforos instalados a la entrada de la playa se pondrán en rojo, impidiendo que entre más gente.

Accesos
Uno de los objetivos de las vallas que se instalarán en San Amaro es, al igual que en el resto de arenales, controlar de un modo más eficiente el acceso, sobre todo en caso de que haya que cerrarlos.

Por el momento, esto solo ocurrió el pasado lunes, cuando hubo que clausurar la entrada a las playas debido al elevado aforo acumulado, algo que se preveía que pudiera ocurrir y que sirvió para probar la capacidad de reacción de este nuevo sistema de control instaurado en la ciudad.

El nuevo método cuenta con un total de catorce puntos de control de accesos: cuatro en Riazor, otros cuatro en el Orzán, dos en el Matadero, uno en As Lapas, dos en San Amaro y uno en la playa de Oza. Gracias a estos catorce lugares, el Ayuntamiento puede informar en tiempo real del aforo de las playas de A Coruña, a través de los paneles situados en el centro de la ciudad, pero también lo hace a través de la web de Medio Ambiente. 

A demás, entre 70 y 80 agentes de la Policía Local completarán, durante todo el verano, el protocolo de control y vigilancia de las playas y cuentan con un puesto en la coraza del Orzán.

Comentarios